La excelencia académica según Esther Orozco. #UACM

http://www.somoselmedio.org/?p=1859

Después del triste espectáculo del que hemos sido testigos, es evidente para propios y extraños la peculiar noción de excelencia académica que defienden Esther Orozco y sus empleados. Al margen de todas las formas en las que la aprobación, el pasado jueves, de once planes de estudios violó el reglamento que ellos mismos diseñaron, llama la atención el escandaloso descuido de los más mínimos criterios de rigor académico; basten algunos ejemplos:

-Al menos ocho dictaminadores nombrados por la Coordinación Académica no cuentan con el grado de estudios correspondiente al plan que dictaminaron.

– En al menos una decena de casos los autores de alguna propuesta fueron al mismo tiempo evaluadores de una o hasta tres propuestas más. Entre estos casos resaltan los dictámenes cruzados: por ejemplo, los autores de la propuesta de la Maestría en Estudios Semióticos conforman el comité interno que evalúa la propuesta de Maestría en Artes Técnicas y Estudios Audiovisuales y viceversa.

– No se realizó cotejo alguno de que las correcciones sugeridas por los comités evaluadores hubieran sido incorporadas por los autores, bastó con la declaración escrita de estos últimos de que así había sido.

Pero las inconsistencias más estridentes son las que circundan a la aprobación de la Maestría en Artes Técnicas y Estudios Audiovisuales:

–  Se le aprueba como oferta del Colegio de Ciencias y Humanidades simplemente para garantizar su aprobación inmediata.

–  Aun cuando sus autores se presentan como investigadores de la UACM, nombramiento que no existe en nuestra institución, se trata de una propuesta hecha por personal administrativo, no por personal académico, tal y como lo requiere el reglamento que aprobaron a toda prisa hace apenas diez días.

–  De los cinco “académicos” que se plantean como responsables del programa, sólo dos cuentan con un título de posgrado. Para los demás bastó una “carta compromiso” de que eventualmente iniciarán o continuarán sus estudios en ese nivel aun cuando en dos casos, que casualmente incluyen el de la hija de la rectora, tampoco puede acreditarse que cuentan con un título de licenciatura.

Hoy no queda la menor duda; el contenido y la forma de este fraude académico así como la negativa a convocar a elecciones para la renovación del Consejo Universitario  son muestra de que Orozco ya se va y de que la pequeñísima minoría que hasta hoy la sostuvo sabe que no podrá controlar al próximo Consejo. Por eso ya no guardan ningún decoro; se van a la vieja usanza: llevándose hasta el retrete. La mala noticia para ellos es que han hecho las cosas tan mal que será muy fácil revertirlas; la buena es que antes de irse, Orozco y sus operadores en el C.U. pueden impulsar tres últimas medidas para despedirse haciendo gala de la rectitud y la seriedad académica con las que han ostentado sus nombramientos:

  1. Miguel Ángel del Moral puede proponer que la UACM se comprometa a financiar de manera vitalicia los proyectos cinematográficos de Alejandra Sánchez Orozco así como al menos ocho temporadas más de la exitosa serie Gregoria la Cucaracha. Ante la protesta de la mayoría de los integrantes de la Comisión de Hacienda, Adalberto Robles puede pedir la opinión calificada de Verónica Cuenca quien dirá que al lado del inmenso amor de una madre que apoya a sus hija en la realización de sus más ambiciosos proyectos, la utilización de recursos públicos para tal fin es una nimiedad que intenta ser utilizada por un pequeño grupo con fines políticos ajenos a la vida universitaria.
  2. Gloria Luz Alejandre puede proponer que se le otorgue a Sánchez Orozco un doctorado honoris causa para que pueda aprovechar el nuevo regalo de mamá sin verse en la penosa necesidad de comprometerse a conseguir a la brevedad un título profesional en una universidad de dudoso prestigio, a lo que, por cierto, ya se había comprometido hace dos años cuando la Universidad le patrocinó dos meses todo pagado en París.
  3. Luis Miguel Hernández puede proponer la apertura de un programa de Doctorado en Teatro-cabaret como parte de la oferta académica del Colegio de Ciencia y Tecnología y la incorporación inmediata de todas las integrantes de Las Reinas Chulas al personal académico de la Universidad. Para rematar, a esta voz puede sumarse la de Marco Trejo proponiendo la apertura del Plantel Coyoacán de la UACM, con sede en el Teatro-bar El Vicio.

© 2012, admin. All rights reserved.

Share