La rectoría busca dividir al movimiento de protesta en la UACM

La rectoría busca dividir al movimiento de protesta en la UACM.

 

Durante estos meses hemos caminado juntos los y las estudiantes organizados en torno al CEL, las profesoras y los profesores organizados en torno al Foro Académico y los consejeros y consejeras que nos representan en la lucha por la legalidad en la UACM. Por supuesto que este caminar conjunto no ha sido fácil. Unos van más rápido que 

otros, algunos caminamos medio chueco, otros andamos dos pasitos hacia adelante y desandamos uno, a veces dos, a veces tres pasitos, pero con todas nuestras diferencias y ritmos diferentes hemos reconocido con claridad lo que nos une, el interés común por defender una Universidad pública, gratuita, no elitista, humanista, científica, que llevamos años construyendo con mucho esfuerzo y dedicación, entre trabajadores administrativos, estudiantes y docentes.
 
 
El día de ayer (escribo esto en la madrugada del día 12) nos intentaron manipular, confrontando a un sector con otro, transmitiendo la idea de que los profesores y profesoras se darían por bien servidos y se conformarían sin más al ver a sus representantes legítimos en camino a ser instalados como consejeros, mientras que los y las estudiantes reaccionarían con rabia y desmesura al conocer la recomendación de los "amables componedores" que apunta a reponer el proceso electoral. La sesión "urgente" del Consejo Universitario que fue convocada para el día de ayer, suspendida y programada para continuar el día de hoy 12 de octubre a las 12.OO pm fue y es una auténtica provocación en la que de ningún modo caímos ni vamos a caer.
 
La gran bofetada fue convocar a Jacobo y Malaquías para ocupar un lugar como consejeros. Querían invocar nuestra rabia y lo lograron pero no reaccionamos como lo querían. Si esperaban que fuéramos a impedir la sesión de su Consejo ilegal e ilegítimo se equivocaron. Podrán sesionar tal vez, pero el documento de los "amables" es claro y nos otorga la razón: el tercer consejo está por instalarse todavía y de él no pueden formar parte todos aquellos que fueron "subidos" mediante los artilugios orquestados por el Lic. Adalberto Robles y compañía.
 
El documento de los "amables componedores" es clarísimo al respecto y reconoce que todo este tiempo de lucha hemos tenido la razón. Manipularon las elecciones a su antojo pensando que se saldrían con la suya, pero se equivocaron rotundamente. Los "amables componedores" nos dieron la razón en ello, a tal grado que la rectoría y sus consejeros a modo no encontraron mejor salida que el gran montaje de la provocación convocando a sesión de Tercer Consejo, actuando una vez más como si aquí no pasara nada. Pero esta vez lo han hecho cuando la UACM está en un escaparate, nos están mirando los medios de comunicación, nos están siguiendo los mediadores de SERAPAZ y los observadores, nos está observando el Gobierno del Distrito Federal que se se ha ofrecido para mediar sólo para impedir que la rectoría llevara a la universidad a una confrontación todavía mayor, en su feroz exigencia de la intervención de las fuerzas del orden público para desalojar los planteles. Insisto: NO LOGRARON SU OBJETIVO DE PROVOCARNOS, TAMPOCO LOGRARON DIVIDIRNOS.
 
En estos momentos los compañeros y compañeras del CEL siguen deliberando. Estamos a la espera de que den a conocer su posición y sus argumentos. Con toda seguridad continuaremos caminando juntos en esta lucha por instaurar la legalidad en la UACM y defender nuestro proyecto educativo. Estamos dando apenas los primeros pasos, nos quieren detener, no lo lograrán. Cuando de manera conjunta trazamos la ruta que fue presentada, pactada y firmada en Casa LAMM quizá no esperábamos el resultado al que llegaron los "amables componedores", fuimos más optimistas porque nos asiste la razón.
 
No obstante, incluso en esa fórmula adoptada por los "amables", vislumbro, y es mi opinión personal, no el triunfo de una lucha, sino la consecución de un principio. Ahí está el primer paso que permite continuar con la ruta trazada. Que la rectoría se comprometa a retirar y suspender cualquier demanda en contra de estudiantes y profesores. Que se convoque a la instalación del 3er Consejo Universitario legítimo. Que se discuta la agenda del CEL para el levantamiento de la huelga y la entrega de planteles.
 
Es mi opinión. En todo caso, decida lo que decida el CEL, pienso y espero también que continuemos el camino en la unidad reconociendo nuestras diferencias. Actuar de otro modo, dividirnos, sería desandar mucho camino y ahora sí vernos en una condición de tremenda debilidad y posible ruina. 
Unidad compañeros y compañeras uacemitas.
 
¡Autonomía, educación, libertad! Arriba, arriba, la Autónoma de la Ciudad.

© 2012, admin. All rights reserved.

Share