Paro en la UACM: porque nada humano me es ajeno

http://www.agenciasubversiones.org/?p=5016

 

 

En esta ocasión, lo que detiene el tránsito de la avenida insurgentes no es un choque o una construcción como las que acostumbra el GDF(Gobierno del Distrito Federal) es una marcha estudiantil en contra de una imposición, no la presidencial pues ahora a esa demanda se suma otra local: la restitución del Tercer Consejo Universitario (CU) de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

Llegaron cientos de estudiantes, académicos y trabajadores uacemitas, así como gente solidaria con la lucha que ellos libran actualmente por el respeto a las decisiones colectivas que fueron ultrajadas el pasado 10 de agosto durante la elección del Consejo. Un proceso “lleno de irregularidades. (…) después del día de las elecciones también hubo problemas: las boletas electorales, el día que debían llevarse las elecciones a cabo, no llegaron, supuestamente se equivocaron de plantel y hubo también otras muchas irregularidades dentro del plantel Cuautepec. Tanto Luis Piña como su servidor, Víctor Campos, ganamos las elecciones para consejero universitario, sin embargo, el día que el CU da los resultados, ya no aparecemos como ganadores, aparecen Jacobo Venegas y Malaquías Bazán (…)”.

“En general, en la UACM, se echaron para abajo 11 fórmulas, todas ellas de personas críticas a la administración de la rectoría de la señora Esther Orozco. Hay varios argumentos. Por ejemplo, en San Lorenzo Tezonco, se alega de que las compañeras repartían café y pan para comprar el voto; en el caso de Cuautepec, es supuesto proselitismo repartiendo periódicos e incitando a la gente a que votara por nosotros, lo cual tenemos pruebas de que es falso. Sin embargo, el Consejo Electoral en su debido momento nunca nos notificó que estábamos impugnados, nunca nos notificó qué día y dónde se iban a resolver las impugnaciones, simplemente aparecen”.

El Consejo Electoral (CE) tiene dos días hábiles para recibir las impugnaciones, según Víctor, y cuando las reciben, ellos no se enteran de nada: ni quiénes las presentan, ni quiénes son los perjudicados, nunca se permite el desahogo de pruebas, careos ni nada. Todo el proceso se hace a puerta cerrada, lo cual quebranta la Ley de la Universidad[1], la cual dice que todo acto del CU y del CE debe ser público.

Las gotas se incrustan en las pestañas y en la boca, aún así, la comunidad atiende al mensaje que emite uncompa en nombre de los estudiantes paristas. Las mantas están extendidas en el suelo; a unas y a otros se les derrite la pintura rojinegra del cuerpo o de la cara; a su vez, Víctor Campos, estudiante de 4to semestre de Historia y Sociedad Contemporánea del plantel Cuautepec y consejero universitario electo por el Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales, con la lluvia entre los dientes, nos cuenta por qué cuatro de los cinco planteles de la Universidad se encuentran en paro estudiantil. (El que faltaba por cerrar, Casa Libertad, fue tomado al siguiente día, el 28 de septiembre, a un mes de que Del Valle comenzara la protesta).

© 2012, admin. All rights reserved.

Share