González Casanova “tiene la sensibilidad de ver en los jóvenes el porvenir del país”

 

El sociólogo Pablo González Casanova recibirá el próximo martes el Premio Cosío Villegas de El Colegio de México (Colmex), durante una ceremonia en la que el profesor emérito y ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ofrecerá la conferencia El proyecto nacional, de los habitantes originarios a #YoSoy132.

Ese reconocimiento “es una deuda moral que tenemos con él. Hay que venir a acompañarlo y ver cómo uno de los grandes científicos sociales del continente, no sólo de México cómo nuestro principal sociólogo está atento a una problemática tan fresca desde sus 90 años. Tiene la sensibilidad para ver que uno de los principales problemas del México actual, o una de las mayores posibilidades del México futuro, está en los jóvenes”, destacó Javier Garciadiego, presidente del Colmex, institución que este mes conmemora 72 años.

El Premio Cosío Villegas a González Casanova, colaborador de La Jornada, “es único en nuestra historia; creo que es la efemérides más importante y precisamente está relacionado con un cumpleaños: cuando cumplimos 70 años, en 2010, el fondo patrimonial en beneficio de El Colegio de México acordó dar dos premios, uno un año, el otro al siguiente y así indefinidamente, un año sería el Premio Alfonso Reyes para humanidades, y al año siguiente el Premio Cosío Villegas para ciencias sociales. Sólo en 2010, por ser el año inicial y por cumplir 70 años, se entregaron los dos”.

En las ediciones pasadas, el Premio Alfonso Reyes fue para el filósofo Luis Villoro y el escritor José Emilio Pacheco, mientras el galardón Cosío Villegas fue para el Nobel Mario Molina y ahora para González Casanova, quien celebra sus 90 años.

En esta ocasión el comité dictaminador del premio decidió concedérselo por su trayectoria y aportaciones al conocimiento, desarrollo de las ciencias sociales y a su mérito académico en México y a escala internacional.

“Estamos muy contentos por varias razones; una, porque don Pablo es un egresado de El Colegio de México, estudió aquí historia, iba a ser historiador, de hecho sus primeros tres libros son de historia, luego fue a hacer estudios de posgrado a Francia y se hizo sociólogo. Tiene 90 años, y está espléndido física y mentalmente, y nos parece muy relevante.”

Otra coincidencia es que “juntamos casualmente el nombre de Cosío Villegas al de don Pablo, que por cierto se trataron mucho cuando don Daniel era director del Colmex y don Pablo alumno”.

Conferencia del galardonado

El archivo del Colmex guarda correspondencia entre estos dos intelectuales, explicó Garciadiego. “Cómo el joven Pablo González Casanova le escribía a don Daniel para decirle cómo le iba en París, en sus estudios de posgrado; le seguía reportando cómo le estaba yendo, eso me emociona mucho. Este trato tan personalizado que tenemos todavía en el Colmex profesores y alumnos”.

Son unas 15 cartas, y la decisión de publicarlas es de los dueños. Por lo pronto, “ya entregamos a don Pablo una copia de su expediente”. Algo aún más significativo, agrega Garciadiego, es que se unen los nombres del autor del libro más importante de sociología y de política, La democracia en México, con el autor del libro más importante para el análisis politológico, El sistema político mexicano, y sus partes subsecuentes. “Juntamos al tal vez más importante politólogo mexicano de la primera mitad del siglo XX con el politólogo más relevante de la segunda mitad del siglo XX y primeros años del XXI”.

Estos premios son de la comunidad. Los candidatos son propuestos por profesores e investigadores. “Cuando propusieron a González Casanova, diría no que fue electo por unanimidad sino por aclamación”.

Respecto de la conferencia que ofrecerá el galardonado a las 18 horas, Garciadiego señala que es lo que González Casanova “observa. Un problema fundamental: los jóvenes, y no solamente en México. No sé cómo no hubo una sensibilidad en algunos de los contendientes por la Presidencia, y lo pongo en plural, porque no fue nada más omisión de uno, del problema juvenil.

“Si uno ve las movilizaciones sociopolíticas, la primavera árabe fue hecha básicamente por jóvenes; los movimientos de los indignados también son de los jóvenes, ¿por qué en México no habríamos de tener un movimiento así? ¿Qué los jóvenes mexicanos son diferentes? ¿No tienen problemas y retos? Era previsible que lo hicieran.

“Hemos tenido en los días recientes también una expresión muy distinta, violenta –el 132 no ha sido para nada violento– de inconformidades, de problemáticas juveniles en Michoacán, creo que es una señal que ha dado ya varios avisos en México, tenemos que estar atentos.”

© 2012, admin. All rights reserved.

Share