Rechazo enérgico al fraude electoral y la imposición en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México #UACM

 

RECHAZO ENÉRGICO AL FRAUDE ELECTORAL Y LA IMPOSICIÓN 


EN LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE LA CIUDAD DE MÉXICO

Comunicado a la Comunidad Universitaria UACM, Plantel Cuautepec

Las elecciones que se verificaron en nuestro plantel, el pasado martes 14 de agosto, fueron parte de un proceso en el que la participación de diversos sectores de la universidad fue amplia y su decisión inequívoca. Pese a la premura en los plazos para informar a la comunidad y los tropiezos logísticos en la jornada de votación, que estaba planeada para efectuarse el 10 de agosto, las votaciones para la conformación del Tercer Consejo Universitario fueron, históricamente, el proceso de elección en el que ha participado el mayor número de integrantes de la comunidad de nuestro plantel.

En lo que se refiere al Colegio de Humanidades y Ciencias Social, resultaron ganadores los candidatos estudiantiles Víctor Campos Espejo (titular) y Martín Sosa Priorio (suplente), José Luis Piña Macías (titular) y Rubén Zárate (suplente), así como los candidatos académicos Wilda Western Melgarejo (titular) y Lydia Eliut Martínez Vite (suplente), Hernán Correa Ortiz (titular) y Raúl Héctor Sallard Tapia (suplente). Como prueba de lo anterior están las actas firmadas por los integrantes del Colegio Electoral, a disposición de quienes lo quieran corroborar.

Todos los anteriores, desde nuestra postulación, nos comprometimos a mantener comunicación permanente con toda la comunidad. Atendiendo a ese compromiso consideramos imperativo informar a la comunidad acerca de las irregularidades que se han observado en la publicación de los resolutivos del Consejo Electoral, la tarde del 21 de agosto de 2012, y la instalación ilegal del Tercer Consejo Universitario, verificada en nuestro plantel el día 22 de agosto.

El lunes 20 de agosto, de conformidad con la convocatoria, el Consejo Electoral estaba obligado a entregar los resultados definitivos al Consejo Universitario, hecho que no sucedió. El martes 21 de agosto, a las 19:20 horas, se publicaron la“Minuta de la sesión del Consejo Electoral”, y los resultados del análisis de las impugnaciones, a través de ocho “Resoluciones” mediante las cuales se intenta legitimar un reacomodo arbitrario de los resultados.

En este Consejo Electoral participaron tres miembros del Segundo Consejo Universitario: Adalberto Robles, profesor de Cuautepec, en calidad de Secretario Técnico de la Comisión de Organización, Julio César Chávez, estudiante de Cuautepec, y Luis Miguel Hernández. El nombramiento de los dos últimos fue hecho el 7 de octubre de 2010 (Acuerdo UACM/CU-2/EX03/039/10), con ocasión de una “Convocatoria parcial y extraordinaria para la elección de Consejos de Plantel en la UACM”. Aquella convocatoria de 2010 requería renovar a los miembros de los órganos electorales, entre ellos el Consejo Electoral, y según dicha convocatoria (Acuerdo UACM/CU-2/EX-02/028/10) su designación “durará hasta que concluyen los procesos de elección de vacantes de los Consejos de Plantel y del Segundo Consejo Universitario”, en noviembre del 2010.

Es claro y evidente que los dos personajes en cuestión se ostentaron en un cargo que no les correspondía. Por lo tanto, al asumirse como miembros de un órgano electoral en el que no hubo una ratificación pública en el seno del CU, las decisiones que tomaron en torno a las impugnaciones presentadas por algunos miembros de la comunidad universitaria son ilegítimas. Aún así, ellos decidieron actuar e invalidar la elección de nuestras candidaturas ganadoras.

Es evidente que las impugnaciones pueden modificar los resultados de un proceso electoral, sin embargo, no es posible violentar las formalidades de cualquier procedimiento y con ello los derechos de impugnados e impugnadores. Además, ante las ausencias procedimentales en la convocatoria debió atenderse lo dispuesto por el marco constitucional vigente.

Respecto a las impugnaciones de los estudiantes, el proceder del Consejo Electoral fue oscuro, inequitativo y en franca violación a los derechos de audiencia y de información, así como al principio de publicidad. La sesión en la que se dictaminó sobre las impugnaciones se realizó a puerta cerrada. La Resolución 8 determinó que las representaciones ganadas por los estudiantes arriba mencionados fueran cubiertas por los candidatos perdedores, afines a la rectoría. Las supuestas pruebas exhibidas nunca fueron del dominio público, los impugnados no fueron informados de las acusaciones en su contra, ni fueron notificados de la correspondiente sentencia.

En relación con el caso de las dos representaciones de profesores hay que señalar que estas candidaturas no fueron impugnadas y no es posible encontrar razones jurídicas que expliquen por qué los espacios de los consejeros electos se dejaron vacantes. Sí existió una impugnación a la candidatura como consejero suplente del profesor Eduardo Delgado Fabián, porque éste ostentaba el cargo de Secretario Técnico del Consejo del Plantel, lo cual era violatorio de los lineamientos establecidos en la Convocatoria. Pero de manera absurda el Consejo Electoral, en su Resolución 7, decidió que “la procedencia de nulidad” de esta candidatura anulaba también “el proceso llevado a cabo por lo que respecta a los aspirantes del sector académico del Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales del Plantel Cuautepec”. Los candidatos desconocidos tampoco fueron informados de tal fallo.

La situación se agravó el 22 de agosto, al consumarse el fraude con el enorme error jurídico que implicó la declaratoria de instalación del Tercer Consejo Universitario. Actuando fuera de la norma, el ex Secretario Técnico, Adalberto Robles, contó la presencia de 32 consejeros universitarios electos, incluyendo a consejeros estudiantes, consejeros profesores y representantes administrativos, técnicos y manuales.

Sin corroborar, como era su obligación, la existencia de quórum en cada uno de los sectores, e incluyendo a los representantes que no deben ser considerados para el quórum, la Rectora y el Lic. Robles dieron inicio a la sesión de manera ilegal, porque para la instalación de la sesión se requería la mayoría simple (mitad más uno) de los consejeros electos en cada sector. En el caso de los estudiantes apenas alcanzó a cubrirse el quórum ya que estaban presentes 12 de los 23 consejeros electos convocados a la sesión, pero no así en el sector académico, del cual solamente se presentaron 11 de los 27 (28 si se incluye en este sector a la Rectora) convocados.

Es fundamental reiterar que la instalación del Tercer Consejo Universitario realizada el 22 de agosto fue ilegal y los actos jurídicos posteriores son nulos de pleno derecho, puesto que violan el artículo 42, Capítulo VI “De la conformación del Quórum” del Reglamento del Consejo Universitario que a la letra señala: “El Quórum mínimo requerido para declarar inaugurados los trabajos del Pleno del Consejo, en primera convocatoria, será de la mitad más uno de los Consejeros estudiantes y de la mitad más uno de los Consejeros académicos.”

Nosotros no vamos a aceptar las violaciones a los derechos que nos asisten como consejeros electos ni convalidaremos lo que el Secretario Técnico de la Comisión de Organización del 2º CU, y la Rectoría denominaron “la conformación definitiva del Tercer Congreso Universitario”. A todas luces esto no corresponde con lo que la comunidad de la UACM decidió en las urnas, es un atentado contra la democracia universitaria y los intereses de la comunidad. Estos hechos colocan en total ilegalidad la instalación del Tercer Consejo Universitario e invalida todos y cada uno de los actos jurídicos realizados, así como los acuerdos que se hubieran tomado en la sesión del 22 de agosto.

 

Atentamente,

 

Víctor Campos Espejo, Consejero Universitario electo (suplente); Martín Sosa Priorio, Consejero Universitaria electo (suplente); José Luis Piña Macías, Consejero Universitario electo (suplente); Rubén Zárate, Consejero Universitario electo (suplente); Wilda Western, Consejera Universitaria electa (titular); Lydia Eliut Martínez Vite, Consejera Universitaria electa (suplente); Hernán Correa Ortiz, Consejero Universitario electo (titular); Raúl Héctor Sallard Tapia, Consejero Universitario electo (suplente).

© 2012, admin. All rights reserved.

Share