Carta abierta a Esther Orozco Orozco, aún rectora de la #UACM

 

30 de octubre del 2012.
CARTA ABIERTA A ESTHER OROZCO OROZCO
AÚN RECTORA DE LA UACM
 
El día de hoy recibí por correo la tercera carta de usted, Esther Orozco Orozco rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. En esta carta signada con fecha del 19 de octubre, expresa que el 4 de octubre se comprometió públicamente a buscar una solución al conflicto que vive la Universidad. Por tercera ocasión dice que su intención es mantener informados a los padres de familia de los estudiantes; sin embargo, omite información relevante para comprender el papel que usted ha jugado en este conflicto y resulta obvio que en lugar de informar quiere manipular, sembrar miedo e impulsar la confrontación. Personalmente me siento ofendido por estas misivas porque subestiman la capacidad de nuestros hijos e hijas, y de nosotros como padres, para entender las causas y consecuencias de su proceder como rectora.
 
Dice usted que solicita de nuestro apoyo “para que todos los estudiantes se convenzan de que debemos resolver nuestros problemas por medio del diálogo, el debate, la inteligencia y que rechacemos toda forma violencia en nuestra casa de estudios”; cuando irresponsablemente usted encabezó una marcha con toda la intención de enfrentar a nuestros hijos y, a través de sus operadores, incitó a los estudiantes para ejercer la violencia en contra de sus propios compañeros de clase, bajo la excusa de recuperar los planteles. Entonces me pregunto, cómo puede decir que “la integridad física de nuestros hijos e hijas es primero”, cuando usted se valió de un grupo de taxistas comandados por el ahora solapado y protegido consejero universitario Jacobo Venegas para ir a golpear a nuestros hijos e hijas del plantel Cuautepec.
 
Constituye un absurdo que nos solicité apoyo, cuando tiene el apoyo del jefe de gobierno Marcelo Ebrard, lo ha tenido desde hace años cuando usted fue directora del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal, y precisamente por ese apoyo usted ha violentado la legalidad para tener mayoría a su modo en el máximo órgano de gobierno de esta Universidad, por ese apoyo se siente omnipotente para utilizar el presupuesto de la Universidad en carpas para clases extramuros, desayunos, playeras, desplegados, etc.
 
En esta última carta usted omite información y sólo menciona la que le favorece. Dice que dos expertos han determinado que la instalación del Tercer Consejo Universitario fue legal y por lo tanto debe conformarse con los demás consejeros; no obstante, olvida decir que se trata de una precisión de Leoncio Lara y Juan Luis Peña posterior a lo firmado por ellos mismos y los otros tres expertos en Casa Lamm, Enrique Dussel, Miguel Concha y Carlos Heredia. Si en realidad quisiera informar debería explicar que son seis las recomendaciones para poner fin al conflicto y están firmadas por estos cinco expertos externos. Por ejemplo, la segunda recomendación dice textualmente: “Proceder a conformar el Tercer Consejo Universitario con los miembros que no fueron impugnados”; y para que no quepa duda el Dr. Erique Dussel realiza una serie de precisiones a la primera y segunda recomendación: “…queda sin efecto la sustitución de candidatos ubicados en tercero y cuarto lugar relacionados con las impugnaciones 6 y 7, Victor Campos y José Luis Piña”, lo cual “Implica que el tercer Consejo Universitario no ha sido aún conformado por sus legítimos y legales miembros”. Es
evidente su falta de voluntad política para resolver un problema, intenta seguir validando a los consejeros universitarios producto del fraude electoral: Jacobo Venegas y Malaquías Bazán, mientras criminaliza a los verdaderos estudiantes que han decido emprender una lucha digna por la defensa de la universidad.
 
El mal está hecho, ha confrontado a nuestros hijos e hijas que en muchos casos compartían las aulas y se apoyaban cotidianamente como universitarios y como amigos; ha desprestigiado a la universidad con sus declaraciones en los medios de comunicación, con la falta de respuesta ante la exigencia pública para demostrar que cuenta con cedulas profesionales, con el daño patrimonial por el uso discrecional de recursos de la Universidad, con la escasa transparencia en los contratos millonarios otorgados a compañías extranjeras durante su gestión en el ICyT.
 
Por todo lo anterior, le solicito de la manera más atenta, evite seguir enviándonos cartas llenas de mentiras, soy un ciudadano informado, padre de familia y estoy convencido de que su proceder no corresponde a una rectora de una Universidad pública como lo es la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.
 
ATENTAMENTE
Wilfrido Olivera (Padre de estudiante de la UACM)

© 2012, admin. All rights reserved.

Share