Profesoras de la UACM interponen una queja ante la CDHDF por violación al derecho al honor, a la honra, a la dignidad, además de la protección de datos personales

Profesoras de la UACM interponen una queja ante la CDHDF por violación al derecho al honor, a la honra, a la dignidad, además de la protección de datos personales

El pasado 19 de noviembre de 2012 tres profesoras de la UACM interpusieron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) por hechos que violan los derechos al honor, a la honra, a la dignidad; además por violación al derecho a la protección de datos personales.

Las Profesoras María Teresa Dey López, Roxana Rodríguez Ortíz y Alejandra Rivera Quintero señalan como contexto lo establecido en la Recomendación 14/2012, de la propia CDHDF. Estos hechos se ubican en el conflicto actual que vive la Universidad en el que se criminaliza la disidencia y puede haber afectado a otras personas integrantes de la comunidad universitaria.

Las profesoras Dey y Rodriguez señalan como hechos, los siguientes:

El martes 13 de noviembre de 2012 el periódico El Universal publicó la nota titulada “El paro en UACM, por prebendas” que incurre en la difamación y criminalización de varios profesores y profesoras de la UACM. (http://www.eluniversal.com.mx/ciudad/114169.html) y ha sido reproducido en otros medios electrónicos (http://mx.noticias.yahoo.com/paro-uacm-prebendas-060709945.html).

Incluso la nota fue publcicada en el portal de Facebook institucional de la UACM (http://www.facebook.com/UACM.Institucional/posts/531295983566470)

La nota completa, se transcribe a continuación:

MÉXICO, D.F., noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- La gestión de Esther Orozco al frente de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) ha afectado intereses personales de profesores contratados irregularmente durante la administración de Manuel Pérez Rocha, mismos que se han convertido en sus opositores.

Algunos tienen salario de profesor investigador, de 32 mil pesos mensuales, pero fungen como asesores académicos y no realizan ninguna actividad, mientras otros más llegaron a la institución sin el nivel de estudios requerido y se graduaron mientras daban clases y unos más han perdido privilegios en la actual rectoría.

Teresa Dey López, quien de acuerdo con información proporcionada por personal académico y administrativo, fue contratada por Pérez Rocha como maestra en la licenciatura de Creación Literaria, cuando sólo tenía estudios de secundaria.

La justificación era que iba estar en creación literaria y ahí lo que valía era el talento”; en 2011 se tituló en la misma carrera de la que era maestra y ahora es identificada como “antiorozquista”, según los entrevistados.

En situación similar ubican a Carlos González, consejero universitario de los paristas, profesor de inglés, quien se tituló en 2011 como licenciado en Historia en el sistema abierto de la UNAM. Es pareja de Mónica Sarnari, también consejera en este tercer Consejo Universitario (CU) y profesora de inglés contraria a Orozco. Él “quería coordinar el CIELLA (Centro de Investigación y Estudio en Lenguas y Lingüística Aplicada) pero la doctora solicitó proyectos y el mejor ganó”.

Al intentar incorporarse como profesora a la UACM, Aideé Tasinari Azcuaga, identificada por los consultados como una de las principales opositoras a la rectoría, fue dictaminada en julio de 2007 en contra, pero “gracias a la intervención de Claudio Albertani, que en ese entonces fue nombrado por Pérez Rocha como presidente de la Comisión Mixta de Impugnaciones del Proceso de Dictaminación del Personal Académico (Comidipa) obtuvo el puesto”.

La Comidipa, explicaron, fue creada ex profeso por el ex rector para regularizar la situación de los docentes que había contratado “con bajo perfil y pocos conocimientos”.

Igual que hizo con Tasinnari, Albertani intervino en el caso de otros cinco profesores: Raúl Sallard Tapia, Marco Velázquez Vergara, Myrna Alonzo Calles, Verónica Puente Vera y Víctor Acuña Soto, afirmaron.

Los consultados, que pidieron no dar a conocer sus nombres por temor a represalias, explicaron que quienes apoyan el paro en la UACM se incorporaron en la gestión de Pérez Rocha, tenían privilegios y se han visto afectados con la llegada de Orozco.

Familias conocidas

Los consultados refieren que muchos de los profesores que se oponen a la actual administración y apoyan el paro de labores tienen lazos de sangre con gente conocida en el medio político, como Nayar López Castelán, hijo de Gilberto López y Rivas, quien fue delegado en Tlalpan.

Fernanda Campa, hija de Valentín Campa, líder de ferrocarrileros y dirigente del Partido Comunista en los años 70, llegó a la UACM a proponer la carrera de geología y también —según las fuentes— fue dictaminada en contra por el Consejo Universitario.

Actualmente tiene el puesto de asesor académico e imparte una materia a la semana, “hace un para de semestres empezó a dar clases y cobra como investigadora sin serlo”.

Carmen Lozada Gustardo, quien se formó en Cuba, fue encargada de asuntos de género en el Comité Ejecutivo Nacional del PRD en los 90, conoce a Pérez Rocha y creó la carrera de Promoción a la Salud, de la que es asesora académica, “sin función conocida en la universidad porque no da clases”.

Un asesor académico, según los consultados, apoya la creación de programas de estudio y cuestiones pedagógicas, pero “en el caso de Carmen es más bien incorporada por sus relaciones políticas o amistosas”.

A ella la identifican como una de quienes encabezan a los consejeros paristas Joel Marín, Alejandra Rivera, Melania Hernández Ramírez, Juanita Oliva Chi y Marco Noguez. Además, fue el canal para contratar tres profesores sin título de licenciatura: Leandro Chernikov, pareja sentimental de Daniela Labra, quien es ahijada de Pérez Rocha; Elia Echavarría y Alexandra Carreño.

Entre los maestros paristas ubican a Andrea Fernández, asesora académica e hija del locutor Ángel Fernández, así como a Octavio Campuzano, profesor y consejero del tercer CU, quien participó en la huelga de la UNAM. Mariana Elkish, señalan las fuentes, es profesora de estudios sociales e históricos y nieta de la escritora Elena Poniatowska.

También es profesora uacemita Ana María Sacristán Fanjúl, prima de Imanol Ordorica Sacristán, coordinador de planeación de la UNAM, identificado con el grupo político del secretario de Educación local, Salvador Martínez Della Rocca, El Pino.

Héctor Nezahualcóyotl Luna Ruiz, quien trabajaba como administrativo en el área de Servicios Estudiantiles y fue despedido por enviarle a su jefa una corona mortuoria, es sobrino de Dolores Padierna, mientras que Laura Anguiano, hermana de la diputada local Dione Anguiano, es asesora académica en la universidad.

En el caso de la profesora Esther Muñoz, ubican intereses familiares, pues sus dos hijas también han laborado en la UACM, pero una de ellas, Karina Ochoa, no fue recontratada por un trámite administrativo.

De Roxana Rodríguez, profesora parista, dicen que hace un par de años realizó un doctorado y no pidió licencia, por lo que recibió su salario como si estuviera trabajando.

Es de suponer que ni la ética profesional de quienes hacen la nota (anónima por cierto) ni el honor de quienes difaman (profesores y profesoras universitarias) forman parte de los principios mínimos indispensables para corroborar la información o las fuentes de las que se vale dicho periódico para difundir una sarta de mentiras.

En la queja se señala que la nota es persecutoria y pretende intimidar a los y las profesoras que estamos en contra de la ilegalidad, la corrupción, las prácticas coercitivas y demás acciones en las que la rectora de la UACM, María Esther Orozco Orozco, ha incurrido durante su gestión en esta casa de estudios. Es una nota que utiliza argumentos falaces desde el inicio y que hace pensar que es una nota pagada más que una nota que pretenda ayudar a clarificar el conflicto que actualmente se vive en la UACM.

Por ello, se recurrió a la CDHDF para hacer la denuncia correspondiente resaltando que dicha nota periodística es un agravio al honor y la honra de quienes suscribimos esta carta pues incurre en mentiras, falacias y agravios personales.

La profesora Roxana Rodríguez señala que, se le ha difama aseverando que “hace un par de años realizó un doctorado y no pidió licencia, por lo que recibió su salario como si estuviera trabajando”, lo que es una mentira desde la formulación de la oración porque para el 2012 ya ha cumplido cuatro años de haberse titulado del doctorado. Aunado a eso, el argumento es falaz y es un agravio a su honor suponer que estuvo cobrando sin trabajar. Se puede comprobar que Roxana Rodríguez realizó la tesis de doctorado, entre los años 2005-2008, mientras trabajaba en la UACM (como referencista de biblioteca, de 2005 al 2006; posteriormente como profesora e investigadora, de 2006 a la fecha), aunque el programa de estudio del que se graduó (Teoría de la Literatura y Literatura Comparada) pertenezca a la Universidad Autónoma de Barcelona.

Entre los años 2002 y 2004 la profesora cursó las horas electivas en Barcelona (en esos años no estaba contratada por la UACM), y a partir de 2005 escribió la tesis de doctorado en y desde la ciudad de México. Presentó su examen doctoral el 23 de julio de 2008 en Barcelona. Los documentos probatorios son los siguientes: Certificado Académico de la universidad donde se graduó (UAB) (expedido el 23 de julio de 2008); Carta de Dictaminación expedida por la Coordinación Académica de la UACM (1 de abril de 2006); Constancia de Adscripción expedida por la Coordinación Académica de la UACM (14 de enero de 2010); Constancia Laboral Tipo Básica expedida por la Subdirección de Recursos Humanos de la UACM (12 de mayo de 2010); Historial de Grupos Impartidos que arroja el Sistema de Profesores de la UACM (semestres 2005-II a 2010-II; debido a que el sistema de profesores no funciona no puedo acceder a información reciente).

En otro caso, la profesora Teresa Dey López señala en primera persona:

Que en la nota mencionada, se dice que “fue contratada por Pérez Rocha como maestra en la licenciatura en Creación Literaria, cuando sólo tenía estudios de secundaria. “La justificación era que iba estar [sic] en creación literaria y ahí lo que valía era el talento”; en 2011 se tituló en la misma carrera de la que era maestra [sic] y ahora es identificada como “antiorozquista”, según los entrevistados.”

A este respecto debo decir que la primera Licenciatura en Creación Literaria en México, fue la de la UACM, por lo que tener el grado de licenciatura, no era un requisito indispensable para ingresar en la Academia de Creación Literaria, sin embargo, sí se me dictaminó y fui aprobada como queda constancia en el acta número 376 donde consta que: “determinó procedente aprobar, el 11 de noviembre del 2003, a la C. María Teresa Dey López, de nacionalidad mexicana, por demostrar la formación y experiencia necesaria para desempeñarse como profesora-investigadora en esta casa de estudios.”

Para ese momento, tenía el respaldo además de mi experiencia docente en la impartición de talleres literarios a nivel universitario en el ITESM CCM, (1996-2001), y en el terreno literario tenía como respaldo el libro de mi autoría: Mujeres Transgresoras (1997). Y aunque es cierto que cursé la Licenciatura de Creación Literaria en la UACM, como debe constar en la institución, y me recibí en 2011 con mención honorífica con el trabajo recepcional intitulado: Las estrategias de Caperucita. Aplicación de algunas categorías de las teorías literarias como método didáctico para talleres universitarios de Creación Literaria. Sin embargo, de inmediato comencé a cursar y terminé los cursos de la Maestría en Docencia Universitaria en la Universidad Simón Bolívar con un promedio de diez, mismo que me valió la Medalla de Excelencia Académica de esa institución. Considero que las verdades a medias, expuestas en la nota de referencia, son un claro ejemplo del acoso que sufrimos algunos docentes de la institución por nuestras ideas.

 

Las profesoras señalan que se han violado los siguientes derechos:

  • Derecho al honor y a la honra,

  • Derecho a la dignidad,

  • Derecho a la protección de datos personales,

Se han violado los siguientes ordenamientos jurídicos internacionales, nacionales y locales.

En tanto el derecho a la protección de datos personales

  • Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Artículos 6 y 16.

  • Declaración Universal de los Derechos Humanos, Artículo 12.

  • Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticas, Artículo 17.

  • Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, Artículo V.

  • Convención Americana sobre Derechos Humanos, Artículo 11.

  • Ley de Protección de Datos Personales para el Distrito Federal, Artículo 5.

En tanto el derecho a la honra y a la dignidad.

  • Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Artículo 11.

  • Ley de Responsabilidad Civil para la Protección de la Vida Privada, el Honor y la Propia Imagen en el Distrito Federal, Artículo 13.

  • Estatuto Orgnánico de la UACM, Artículo 84.

Las autoridades violadoras de derechos humanos son:

  • Esther Orozco Orozco, Presidenta del Comité de Información de la UACM

  • Héctor Yair Reyes Izquierdo, Titular de la Oficina de Comunicación de la UACM

Así como otros integrantes del Comité de Información de la UACM

  • José de Jesús Izquierdo Ubaldo, Abogado General,

  • Verónica Cuenca Linares, Contralora General,

  • Marco Antonio Pizarro Murgia, Coordinador de Planeación (Vocal del Comité)

Se presume que las presentes autoridades dieron información a El Universal para la elaboración de la nota en cuestion, por lo que incurren en violación por accion al derecho a la honra y a la protección de datos personales.

Además, como se comprobó en la Recomendación 14/2012, al fallar en la prevención de la violación a los derechos humanos, Rectoría falta en su obligación de responsabilidad de protección a los derechos humanos, consagrada internacionalmente.

@@@@@@@@

 

 

© 2012, admin. All rights reserved.

Share