DESFILADERITO Jaime Avilés #UACM

 

 

Y de repente, el PRD se convirtió en el eje de la política nacional. Jesús Zambrano, su líder histórico (por el momento), intenta vender su firma, en mucho más de lo que vale, para concretar un pacto con el PRI y el PAN (y por añadidura el Panal y el Verde, esto es, con toooda la derecha) para privatizar Pemex, elevar el IVA y aplicárselo a medicinas y alimentos.

En la capital del país, el profesor René Bejarano y su tribu –Izquierda Democrática Nacional, que gobierna seis de las 16 delegaciones del DF y controla a 14 de los 34 diputados que el PRD tiene en la Asamblea Legislativa– amenazan con desestabilizar al nuevo gobierno de Miguel Angel Mancera, que tomará posesión el 5 de diciembre, si el sucesor de Ebrard no lo apoya en su ambición de convertirse en jefe del partido en la ciudad de México.

Como parte del embate bejaranista, ayer volvió a darle una patada al avispero la todavía rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), María Esther Orozco Orozco (MEOO), quien por sus pistolas decidió aumentar a dos el número de integrantes del Consejo Universitario, tras haber aceptado el lunes que éste se pondría en marcha con una pequeña mayoría adversa a ella.

La patraña, acompañada de la reconocida teatralidad que la caracteriza –pues doña MEOO corrió una vez más a decir en Milenio que la habían “golpeado” sus opositores, lo que no es y nunca ha sido cierto–, apunta a moverle el piso al líder de la Asamblea Legislativa del DF, Manuel Granados, que figura como puente entre Ebrard y Mancera.

El pasado lunes, Granados se anotó un triunfo al conseguir que la señora MEOO firmara el acuerdo para la instalación del Consejo Universitario de la UACM. Pero ayer, la raptora le metió una zancadilla, al reventar la sesión que se desarrollaba en el Museo de la Ciudad y en protesta por lo cual los estudiantes antiorozquistas bloquearon el Eje Lázaro Cárdenas y el reportero de Proceso, Alvaro Delgado, se vio orillado a escribir en su cuenta de Twitter: “¡Ya, carajo!”.

Hoy veremos si Granados tiene la fuerza institucional para aplicar aquello que dijo el lunes, antes de la firma del acuerdo entre la reptora y los paristas, en el sentido de que la ALDF procedería contra quien tratara de alargar el conflicto, que tiene ya 90 días. Pero, si Mancera está con esa corriente del PRD que se identifica con Ebrard y aspira a quitarle la dirección del partido en el DF a los bejaranistas, ¿ambos jefes de gobierno, el que se va y el que llega, darán el paso decisivo para desconocer a MEOO y doblarle la apuesta a Bejarano?

Como una muestra del buen entendimiento que existe, por otra parte, entre Ebrard y Enrique Peña Nieto, el secretario de Seguridad Pública del DF aparentemente se irá al gabinete del copetón. Está por verse si esta jugada forma parte de los regateos que la cúpula del PRD está exigiendo para suscribir el pacto que, en los hechos, concretaría la fusión de los tres grandes partidos de la derecha en el Congreso de la Unión.

No deja de ser altamente ridículo que el pacto promovido por Pedro Joaquín Coldwell, líder del PRI, y respaldado por Gustavo Madero, líder del PAN, haya sentado a Jesús Zambrano (en representación de Ebrard), nada menos que en el mismísimo teatro de la ciudad de Querétaro en donde se discutió y fue aprobada la Constitución de 1917.

 ¿De ése tamaño son los delirios de priístas, panistas y perredistas, como para que se atrevan a sellar, en ese histórico recinto, un documento que daría la puntilla a la Carta Magna que ahí nació? Con esa lógica podemos entonces dar por válidas las afirmaciones de Felipe Calderón, en las que sostiene que “trabajó” (sic y recontra sic) por darnos (?) “una patria más fuerte” (requetesic) y librarnos (?) de la “angustia e impotencia que significa vivir en la inseguridad”.

Así las cosas, nuestra suave patria, ahora tan fortachona, y nuestra democracia, ahora tan refulgente, y nuestra felicidad, ahora tan inmensa, se reflejan en las vallas metálicas, en los perros asesinos, en los gorilas conductistas, en los fusiles R-15, las ametralladoras .50 y los carros antimotines que rodean el Congreso de la Unión en espera del copete que “en las elecciones más limpias de todos los tiempos” obtuvo el título que le permitirá gobernar, personalmente detrás de la silla del águila, a don Carlone Salini di Gortarini.

 ¿Y el Teletón? ¿Cuándo comenzarán las acciones populares contra el tradicional baile de caridad de Televisa? Hoy también estaré en Twitter, en @Desfiladero132, por lo que se ofrezca.

© 2012, admin. All rights reserved.

Share