Presupuesto 2013: expectativas moderadas de las universidades públicas: Carlos Reyes

 

El presupuesto destinado a la educación superior para 2013 arranca de cero. Sin retrocesos. Sin recortes que pongan en predicamento su operación. Pero también arranca sin incrementos considerables para las universidades del país.

Un escenario alejado de las percepciones catastrofistas de otros años. Las universidades públicas del país tendrán, en principio, los mismos recursos con los que operaron en este 2012 que está por concluir.

Los primeros análisis de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), hablan de un incremento real que pone al gasto a la par de la inflación. Nimás, ni menos. Con lo justo para cuando menos mantener el presupuesto actual.

Sin embargo, en los próximos días el escenario puede modificarse. Los diputados tienen en sus manos el proyecto de egresos 2013, en el cual las reasignaciones pueden jugar a favor de las instituciones de enseñanza superior.

La Comisión de Educación de la Cámara de Diputados sabe de las exigencias y demandas de las universidades públicas. La cobertura, la calidad, el sistema de becas, la educación a distancia, los sistemas de pensiones, no pueden sufrir mermas considerables.

Entre los rectores existe confianza. Ni dan todo por perdido, ni ven en este presupuesto los intentos de recorte que en otros años amenazaron por consolidarse. Cuando menos por ahora saben que no todo está escrito.

Desde diferentes instancias y en varios espacios se mueven. Las reasignaciones no están decididas.

La petición de parte de la ANUIES de contar con un incremento presupuestal para este año, no se encuentra en la propuesta de egresos. Eso también es un hecho. Y también se encuentra en las preocupaciones que los rectores no pueden darse el lujo de hacer a un lado.

La expectativa es moderada, como lo dijera el propio rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Enrique Fernández Fassnacht, hace unos días. Lo que sea reasignado a las universidades, por encima de la propuesta enviada por el Ejecutivo, es bien recibido.

 

Las cifra de entrada

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación contempla, en un inicio, una reducción del 7 por ciento al presupuesto de la Subsecretaría de Educación Básica y de 6 por ciento a la de Educación Media Superior.

En total, el presupuesto total para el sector educativo es de 587 mil 380 millones de pesos, incluyendo el ramo de Educación Pública y los distintosfondos de aportaciones a los estados, lo que significa 15 mil 169 millones más que el presupuesto de 2012.

En el escenario de la educación superior, 2013 se propone un gasto para educación superior, de 92,553.3 millones de pesos, de los cuales 47,330.8 millones de pesos serán destinados a las entidades federativas a través de los Organismos Descentralizados de Educación Superior (ODES).

El proyecto incluye la inyección de recursos para ciertas áreas en específico, como la Universidad Abierta y a Distancia de México (UNAD), de 280 millones de pesos.

Instituciones como la UNAM también tendrán un incremento en sus recursos, al pasar de 27 mil 677, a 29 mil 410 millones de pesos. Es decir, un incremento de 6.2 por ciento.

En el caso de la Universidad Pedagógica Nacional, se estima una reducción de los 770. 5 millones de pesos ejercidos en este año, a 730. 5 millones de pesos estimados para el próximo año.

Para la Universidad Autónoma Metropolitana, el incremento será de los 5 mil 274. 5 millones de pesos de este año, a los 5 mil 445. 1 millones de pesos que el proyecto 2013 espera asignarle.

El Instituto Politécnico Nacional (IPN), tendría un incremento en sus recursos, al pasar de 12 mil 206. 2 millones de pesos, a 12 mil 752. 2 millones de pesos para el año próximo.

En el caso del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN, se tendría una reducción, de los 2 mil 152. 4 millones de pesos de este año, a 2 mil 149. 9 millones de pesos que ejercería en 2013.

El Colegio de México sufriría una reducción de su presupuesto, al pasar de 551. 4 millones de pesos, ejercidos en 2012, a 534 millones que le serían asignados para el 2013.

La Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro tendría un incremento, al pasar de 861. 9 millones de pesos, a 878 millones a destinarse en 2013.

Otro caso es el del Programa Nacional de Becas y Financiamiento, el cual pasaría de los mil 475 millones asignados en 2012, a 3 mil 250 millones de pesos, en 2’013, lo que equivale a 120 por ciento más.

En ese contexto, la ANUIES sostiene que en el proyecto de Presupuesto Federal de Egresos (PFE) 2013, la inversión para las universidades públicas sí tiene un crecimiento inercial, es decir, el mismo monto que en este 2012, más 3.5 por ciento de aumento, que lo pone a la par con la inflación.

Rafael López Castañares, secretario general ejecutivo de la ANUIES; explica que el presupuesto presentado por la administración federal para educación superior y posgrado, contempla una inversión de 103 mil 300 millones de pesos.

Es decir, 6 mil 700 millones adicionales a los 96 mil 212 millones otorgados en 2012, aunque ello sin determinar aún cómo se distribuyó por institución.

Adelantó que el paquete de recursos extraordinarios es de 25 mil millones de pesos, monto que, en años anteriores era hasta de 90 mil millones en años anteriores.

Lo que sí descartó, desde ahora, es que los recursos destinados en el proyecto para 2013 no implican ningún recorte presupuestal.

Detalla que se tiene la experiencia de que los apoyos extraordinarios que se  otorgaron en los dos periodos legislativos anteriores, fueron cruciales para las universidades, ya que permitió en algunos casos, que las instituciones cumplieran con sus objetivos, entre ellos los estándares de calidad.

“Sabemos que no hay muchos recursos, pero al menos esperamos un presupuesto similar al de 2012, pero es necesario que sepan que tenemos un mínimo de necesidades que debemos cumplir, y los fondos extraordinarios son fundamentales, la clave para solventarlos”, comenta.

 

Apoyo legislativo

Con respecto a los presupuestos plurianuales, para garantizar una cobertura de al menos 60 por ciento, lo que implicaría una inversión federal anual de 18 mil millones de pesos, López Castañares plantea que aún no se tiene conocimiento sobre alguna partida especial para atender esta demanda.

Una vez que se conozcan los detalles que faltan en la conformación final del presupuesto para 2013, se tendrá una valoración exacta de la estrategia que vaya a implementar la nueva administración federal en torno a la educación superior.

Mientras viene la discusión final, los diputados de la Comisión de Educación del Congreso de la Unión ratificaron su compromiso de apoyar a las universidades, una vez que conocen el diagnóstico de la situación que enfrentan las instituciones de educación superior del país.

Jorge Federico de la Vega, presidente de la Comisión de Educación, plantea que existe una necesidad muy clara de implementar estrategias que permitan enfrentar los problemas financieros que enfrentan las universidades públicas.

“El problema financiero de las universidades no es sexenal ni está de moda, sino que es estructural, de fondo, lo tenemos ubicado, pero donde la bomba nos puede estallar es en los subsistemas de educación superior”, puntualiza el legislador.

Por ello, dice De la Vega, la mayoría de las universidades enfrentan un inconveniente cuando se habla de la obligatoriedad del bachillerato porque en ese rubro también necesitan mayores recursos.

“Sin embargo, debe haber una congruencia entre el crecimiento de la matrícula con los recursos financieros que se le asignan”, apunta.

 

Alertan por rezagos

Con respecto al presupuesto destinado a las instituciones de educación superior en 2013, José Manuel Cabrera Sixto, rector general de la Universidad de Guanajuato, señala que sí es fundamental un incremento en el gasto para el 2013.

Estima que el aumento de 8.7 por ciento que la institución prevé vendrá de la federación para el ejercicio fiscal 2013, es para el rector general incongruente e insuficiente para satisfacer las necesidades de incremento en la matrícula.

Por ello, Cabrera Sixto solicitó a los legisladores estatales y federales otorgar un incremento mayor a la universidad para atender la demanda de educación superior en el estado.

Precisó que el año pasado se otorgó un recurso de 966 millones de pesos y en la propuesta del presupuesto para el 2013 es de mil 50 millones, lo que representa sólo dos por ciento de incremento.

“El subsidio que se está solicitando desde hace unas semanas que se entregó tanto al Poder Ejecutivo, como al Poder Legislativo del Estado como al de la Federación se estaba solicitando un incremento del 53 por ciento que serían mil 446 millones para el 2013”, detalla.

Y la incongruencia viene porque las universidades, dice, son referentes por contar con buenos indicadores en la docencia, la investigación científica, la calidad de profesores y el crecimiento en su matrícula de alumnos.

Cabrera Sixto subrayó que en caso de que no se le designen más recursos a la Universidad de Guanajuato, corre el riesgo de no crecer en infraestructura para el próximo año.

“Esta institución requiere y merece recibir los apoyos económicos suficientes para alcanzar el noble propósito de incrementar las posibilidades de la juventud del estado de acceder a los estudios de nivel superior y medio superior”, mencionó.

Por su parte, Mario Alberto Ochoa Rivera, rector de la Universidad Autónoma de Coahuila, comenta que con el fin de que incremente el presupuesto a educación superior en 2013, para recibir mayores participaciones federales, tal y como se lo solicitaron al presidente Enrique Peña Nieto, se ha iniciado una serie de pláticas y acercamientos con diputados federales para que apoyen este cambio en la erogación de recursos.

El rector dice que dependerá de la labor de los diputados federales para discutir el presupuesto a ejercer durante el próximo año.

“Estamos esperando ver los anexos para conseguir fondos extraordinarios, a ver cuánto estará disponible. Hasta ahora no se conoce el monto de la bolsa en este rubro, en el que someteremos proyectos”, dice.

Para ello, se tendrá que hacer labor de cabildeo por parte de diversos rectores en la  búsqueda de mejores presupuestos, que puedan permitir un mejor ejercicio en la educación superior.

Rivera plantea que de no llevarse a cabo un aumento en el presupuesto federal que se autoriza para la Universidad Autónoma de Coahuila,  sería insuficiente para atender las demandas de infraestructura y seguridad.

 

Delimitar prioridades

Al respecto, Víctor Job Paredes, rector de la Universidad Autónoma Tlaxcala (UATx), comenta que la propuesta de presupuesto de 2013 de la institución, no fue respetada por el anteproyecto del Gobierno del estado, y seguramente en le proyecto de la Federación se verá reflejada.

El rector puntualiza que los diputados tienen la última palabra y la UATx será respetuosa sobre la solicitud en tiempo y forma, pero es el primer filtro para la designación de los recursos.

"Es un presupuesto pero también debemos entender que son prioridades, yo he manifestado en diversas ocasiones que una prioridad de todos los gobiernos debe ser la educación superior", plantea.

En ese sentido, José Manuel Piña Gutiérrez, rector de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), sostiene que el aumento en el Presupuesto de Egresos del 2013 permitirá a la universidad tabasqueña realizar acciones previstas para fortalecer la actividad académica.

El rector de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), José Manuel Piña Gutiérrez, dice que es fundamental contar con una buena cantidad de recursos para realizar obras importantes y proyectos de impacto en las instituciones de educación superior.

Incrementar la partida presupuestal de las universidades debe ser una prioridad, aunque dentro de ese esquema, las prioridades suelen estar en otras áreas.

Piña Gutiérrez explica que los legisladores conocen fehacientemente las peticiones y necesidades de la UJAT, y de todas las instituciones de educación superior, por lo que los planes y proyectos están siempre condicionados a las reasignaciones legislativas.

La UJAT estaría ejerciendo un presupuesto el próximo año de más de mil 650 millones de pesos, incluyendo el presupuesto que designe la Federación. Aunque se trata de cifras que se definirán hasta el último momento en el terreno legislativo.

La expectativa no es alta, pero cuando menos, como lo advierte la ANUIES, la posibilidad de recortes parece estar fuera del escenario. Lo que queda por definir, es saber hasta dónde alcanzan los recursos adicionales.

O, como lo planteó el rector general de la UAM, Enrique Fernández Fassnacht: nada espectacular.

Sin embargo, hay confianza en que la administración de Enrique Peña Nieto será razonable en los recursos que proponga destinar a las universidades públicas del país.

Carlos Reyes

http://www.campusmilenio.com.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=2978:presupuesto-2013-expectativas-moderadas-de-las-universidades-publicas&catid=57:reporte&Itemid=233

 

© 2012, admin. All rights reserved.

Share