Dudas sobre título expedido 35 años después #UACM

Si la señora Esther Orozco tenía el título colgado en una pared de la casa de sus padres, ¿por qué involucrar al rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua y al gobernador de ese estado con un nuevo título 35 años después? ¿Se vale otorgar dos veces el mismo título, uno en 1977 y otro en 2012? ¿No era más fácil que hubiera ido por su título a casa de sus padres que convertir en cómplices al rector y al gobernador, si acaso mintió? Si mintió, entonces queda en cuestión el Cinvestav del Politécnico e incluso el Sistema Nacional de Investigadores por haberle otorgado sendos emeritazgos que ella rápidamente presumió al firmar un desplegado como investigadora emérita de ambas instituciones. Si ha pertenecido al SNI por varios años (mínimo 15), hubo un momento en que ingresó por primera vez y en esa ocasión la señora Orozco estaba obligada a presentar copia de los documentos oficiales que acreditaran sus grados académicos.

Si su título profesional lo obtuvo en 2012 y el supuesto original está desde 1977 colgado en casa de sus padres, ¿cómo acreditó en el SNI haberse titulado de la licenciatura de química bacterióloga parasitóloga? Si no existió tal acreditación hubo incumplimiento al reglamento del SNI, y si es el caso, procede lo señalado en su artículo 72: los pagos realizados durante el periodo en falta serán considerados como pagos en demasía por lo que el investigador deberá reintegrarlos al SNI. No es poca cosa, se trata de alrededor de 3 millones y medio de pesos o tal vez más.

Me temo que esto debe investigarse, simplemente para aclarar las cosas que parecen un tanto turbias.

Octavio Rodríguez Araujo

© 2013, admin. All rights reserved.

Share