Respuesta a César fuentes de Tupak García Fernández

Estimado Cesar, igualmente agradezco que podamos intercambiar sobre un tema que considero crucial en la problemática actual de la UACM. Parto aclarando que lo que expongo a continuación lo realizo a nombre propio, son consideraciones personales que pueden o no concordar con la de otros colegas. 

En cuanto al tema que propones es posible que no tengamos diferencias abismales. Considero apropiado que los diferentes miembros de la universidad de una u otra manera se vean reflejados en las cuotas del poder universitario. En especial los estudiantes creo que deben estar representados, pues sus puntos de vista son importantes y en ocasiones decisivos para el adecuado comportamiento y funcionamiento de una universidad. ¿Qué porciento de un grupo u otro debe existir? No creo que haya una respuesta clara. En tal caso, dada la situación de nuestra universidad sería muy conveniente el estudiar, analizar desde este punto de vista el comportamiento de nuestro máximo órgano de gobierno para sacar aprendizajes. Aplicar el “aprender a aprender”. Si como dices no hay muchos ejemplos, creo que no basta con proponer y aplicar una idea nueva, considero pertinente analizar de una manera autocrítica como avanza esa idea, ponerla en tela de juicio, analizar si ha cumplido con lo esperado y deseado. De esta manera se podría rectificar errores, realizar cambios o mantener la línea si el resultado así lo sugiere. Nuevamente llamo a tener cuidado con el dogmatismo, tomar por definición que la paridad es buena o es mala por si sola puede resultar en algo que no favorezca a la universidad. Por otra parte, hay un aspecto en esta dirección que considero importante. Como sabes mi origen es cubano. Crecí viendo a estudiantes líderes a todos los niveles, incluso en la primaria existían cargos para los que eran electros o seleccionados los estudiantes. Recuerdo que incluso en ocasiones asumí este tipo de responsabilidades desde la primaria. El aspecto que deseo mencionar es que no cualquier estudiante podía llegar a ocupar estas responsabilidades, ante todo debían ser estudiantes ejemplares. Para ocupar una responsabilidad de este tipo lo primero era que esa muchacha o muchacho tenía que ser un buen estudiante, tener buenos resultados en sus estudios. Difícilmente un mal estudiante podía llegar a ocupar un puesto así, no tenía autoridad moral ante el resto. En lo personal considero que es algo que pudiera ser tomado en cuenta en nuestra universidad. He hablado de estudiantes, pero considero que la idea se puede y debe extender al resto de los trabajadores, ya sea académico, administrativo o de otro tipo. Hasta aquí la opinión al respecto del tema que propusiste, seguro que podemos avanzar más en el, si así lo deseas. No obstante creo que hay temas que considero más medulares en lo que llamaste “características del modelo”, sin dejar de ver la importancia del tema anterior. Me gustaría escuchar tu opinión y la de otros con respecto a un punto específico. Me tomaré unas líneas para exponer el escenario que deseo presentar. 

Estuve leyendo el libro “El proyecto educativo de la UACM”, en una edición del 2007, que se presenta como documento de apoyo académico y que fue publicado por nuestra propia universidad. Te puedo decir que de manera general lo que en este documento aparece me parece coherente y en muchos casos factible. Específicamente hay un capítulo que se nombra: “Una educación centrada en el aprendizaje”. Entiendo que lo que se presenta en este capítulo, de alguna manera vendría siendo una explicación teórica de lo que desde un punto de vista académico debería ser el corazón del proyecto educativo de la UACM. En este paradigma de “aprender a aprender” y del “aprendizaje significativo” hay algunos puntos que quisiera presentar pues de alguna manera me han resultado contradictorios con varias opiniones que he escuchado durante estos años y sobre la forma en que ha evolucionado nuestra universidad. Entre los sustentos teóricos del paradigma de aprendizaje (como se presenta en este libro) aparece:

“Zona de desarrollo próximo: Se trata de un término acuñado por Vygotski, referido a condiciones del estudiante que generan posibilidades reales para que avance a nuevos aprendizajes, a partir de sus conocimientos previos puestos en relación con los que está empezando a abordar, mediante el apoyo experto del docente y la interacción con sus compañeros y con el material de estudio. Implica abordar conocimientos que presenten al estudiante el reto suficiente, que no sea tan ínfimo que le haga desinteresarse, ni tan grande que lo haga sentirse impotente, que genere curiosidad y potencie su experiencia al grado que pueda transformarla para construir nuevas comprensiones. Representa el espacio donde es más fructífero ubicar los procesos de enseñanza y aprendizaje”.

Por otra parte la ley de la universidad dice en su artículo 6:

Fracción III. El ingreso a los programas de docencia de la Universidad que conducen a títulos o grados tendrá como requisitos generales, que el interesado cuente con el certificado de estudios del tipo o nivel anterior al que desee ingresar y que la institución disponga de los recursos necesarios para atenderlo en alguna de sus modalidades de docencia;

Fracción V. Todo estudiante de la Universidad podrá inscribirse en cualquier curso que en ella se imparta con dos únicas condiciones: a) que demuestre, de conformidad con los reglamentos aplicables, poseer los conocimientos previos que dicho curso supone y b) que haya cupo en el momento de inscribirse;

Fracción VI. Todos los estudiantes tendrán derecho a que, a lo largo de sus estudios, se les practiquen las evaluaciones diagnósticas y formativas necesarias para que conozcan sus avances y carencias, y puedan llevar a cabo las acciones indispensables para lograr los objetivos académicos que se propongan. Los resultados de estas evaluaciones no podrán ser usados para restringir sus derechos, ni los estudiantes podrán usarlos para exigir certificaciones en condiciones distintas a las establecidas en el artículo 14 de esta ley y en los estatutos y reglamentos correspondientes;



Por lo que puedo entender, tanto la parte teórica del llamado “proyecto educativo de la UACM” como su parte legal (al menos como se presentan en estos documentos) consideran la necesidad de contar con conocimientos previos que cualquier curso supone necesarios para ser cursados. En la práctica he visto reiteradamente que cada vez que se intenta atender este aspecto, se le ataca ferozmente. ¿Qué instrumentos tenemos para conocer si el estudiante cuenta con estos conocimientos previos para poder definir si debe o no tomar un curso específico? ¿Qué hemos hecho para lograr tener estos instrumentos? Como verás, legalmente la fracción VI imposibilita que sean las evaluaciones diagnósticas o formativas, que además por otras razones de eficiencia y uso responsable de los recursos de la universidad (que es otra aspecto que menciona la ley) no resultan instrumentos adecuados para este fin. o ¿Crees que no es necesario contar con estos conocimientos previos para cursar una materia?

Dejo abierto el debate de este tema, que desde mi perspectiva resulta una de las problemáticas fundamentales (sino la principal) de nuestra universidad desde el punto de visto académico. Basándome principalmente en esta problemática es que realicé mis propuestas que mencionaba en el mensaje anterior. Son casi las 2:30 am y debo levantarme a las 6:00 am, por lo que no puedo extenderme más. Me gustaría tener tu respuesta o la de otros colegas. Abrazos.

© 2013, admin. All rights reserved.

Share