El Gobierno del DF da el tiro de gracia a la autonomía de la UACM

Carlos Reyes

El gobierno del Distrito Federal, avalado por los asambleístas del PRD en la Asamblea Legislativa, vulneró la autonomía de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Tomaron la decisión de reconocer a un rector interino, cuando la legislación de la institución claramente especifica que ésa es decisión de la propia comunidad universitaria.

Y en esa pinza, que cerró toda posibilidad a respetar la capacidad de autogobierno de la UACM, también participó la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. La rectora Esther Orozco Orozco se quedó en la orilla, sin apoyo de las autoridades por intereses políticos y personales.

 

Intereses que se reflejaron en el grupo de asambleístas que promovieron la renuncia de Orozco Orozco, quienes pertenecen a la corriente de René Bejarano y Dolores Padierna, actual secretaria general de ese partido.

Incluso, entre ese grupo de legisladores, participa una alumna de la UACM que no ha concluido sus estudios al término de sus cuatro años reglamentarios. Irregularidades que la rectora intentó reordenar, pero que terminaron costándole la oposición de ese grupo.

Un conflicto que, después de varios meses, terminó de la peor manera. Con una comisión tripartita que cayó en la tentación de tomar decisiones que eran exclusivas de la UACM.

Héctor Serrano, Secretario de Gobierno del Distrito Federal, Manuel Granados, Presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, y Luis González Plascencia, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, por delante.

En ellos recayó hacer efectiva la decisión de decapitar la autonomía de la UACM.

 

Desconocer a Orozco

Los días previos a este anuncio, cuando Enrique Dussel fue electo de manera alterna como rector, los legisladores locales se reunieron en reiteradas ocasiones con autoridades del gobierno del Distrito Federal. La situación para todos era insostenible, desde el punto de vista de gobernabilidad.

Eduardo Santillán, asambleísta del PRD era el enlace entre los asambleístas y la llamada Comisión Tripartita, en la que la voz cantante la llevaba Manuel Granados, Presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF.

La posición de los asambleístas se cerró. Destrabar el conflicto implicaba a toda costa hacer a un lado a Orozco Orozco y poner a un rector que garantizara conservar los espacios políticos al interior de la institución.

Además, ante el pleno de la ALDF presentaron un punto de acuerdo para exhortar a la rectora a renunciar “en un verdadero sentido de responsabilidad y compromiso institucional”.

En esa iniciativa se sumaron Lucila Estela Hernández, el propio Santillán Pérez, María Angelina Hernández Solís y Yuriri Ayala Zúñiga, la asambleísta que fungió como enlace con los consejeros que defenestraron a Orozco Orozco.

Ayala Zúñiga, quien preside la Comisión de Educación de la ALDF es alumna de la institución, de la carrera de Comunicación y Cultura de la UACM desde 2003. Diez años después, sólo ha cursado poco más del 20.2 por ciento de la carrera.

La asambleísta formó parte de la comisión mediadora de la ALDF para resolver el conflicto de la UACM, y a quien varios consejeros opuestos a Orozco Orozco identifican como una de las que se reunieron con ellos en varias ocasiones.

Y una vez que Orozco Orozco fue desconocida, los asambleístas ligados a Rene Bejarano y Dolores Padierna, quieren darle vuelta a la hoja, a pesar de las irregularidades que otros partidos han señalado en todo este proceso que quebrantó la autonomía.

El presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Manuel Granados Covarrubias, dice que luego del reconocimiento de Enrique Dussel como Rector interino de esa casa de estudios, para la Asamblea “es un tema ya cerrado, concluido”, y corresponde al gobierno de la capital resolver la parte administrativa.

Pero, los coordinadores de los Partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM) en la ALDF, saben que es un asunto que sentará precedentes y puede agudizar la gobernabilidad en esta universidad.

Incluso, coincidieron en que la Comisión Mixta había determinado que no había condiciones jurídicas para reconocer a Dussel o a Esther Orozco.

El coordinador panista, Federico Döring Casar, indica que el reconocimiento hecho por el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, un visitador de la Comisión de Derechos Humanos local y Manuel Granados no fue avalado por otros partidos.

Advierte que el documento que dio a conocer el Gobierno del Distrito Federal, la Comisión de Derechos Humanos del DF y los asambleístas del PRD, como solución al conflicto de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, no refleja la postura institucional de la ALDF, pues no tomó en cuenta a todas las fuerzas políticas que integraron la Comisión Tripartita.

“No fueron convocados ningún legislador de otro partido que no fuese del PRD, no hubo reunión previa, no hubo dialogo con el Gobierno de la Ciudad, no hubo intercambio de puntos de vista”, asegura Döring Casar.

En ese sentido, el diputado Gabriel Gómez del Campo dice que desde un inicio, diputados locales del PRD violaron la independencia de la UACM al solicitar en el Pleno la renuncia de la rectora Esther Orozco.

En eso no debe quedar duda, explica, ya que está establecido en la fracción VII del artículo tercero. de la Constitución.

“Las universidades y las demás instituciones de educación superior a las que la ley otorgue autonomía, tendrán la facultad y la responsabilidad de gobernarse así mismas”, recuerda. No hay más.

Jesús Sesma, del Partido Verde Ecologista, dice que las circunstancias políticas rebasan a la UACM, ya que grupos partidistas y grupos políticos “están involucrándose en algo que no debiesen involucrarse”.

Por su parte, el líder de los diputados del PRI, Tonatiuh González Case, consideró que no se puede ser tan ingenuo y pensar que el PRD está haciendo algo por los jóvenes de esta ciudad, al tomar decisiones como esa.

“No hay que confundirnos, lo que estamos viendo es un cochinero perredista para ver quién se queda con esa caja chica”, apunta.

Lo que sí está claro, dicen, es que en ninguna parte del estatuto de Gobierno, ni de la Ley Orgánica o el Reglamento de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) se establece que la Legislatura local tenga facultades para decidir quién debe ser el Rector de la UACM.

 

Un último recurso

Al respecto, la rectoría de la UACM, encabezada por Orozco Orozco, el aval que la Comisión Tripartita dio ayer al “rector interino”, nombrado ilegalmente por consejeros paristas —que se encuentran suspendidos de sus funciones laborales— viola flagrantemente la autonomía universitaria, garantizada en el artículo tercero constitucional y en la Ley de la UACM.

Lo grave, explica es que sienta un precedente negativo para todas las universidades públicas y autónomas del país.

Por lo anterior, la Rectoría de la UACM reitera que interpondrá todos los recursos legales necesarios para hacer valer la legalidad en esta institución.

La Comisión Tripartita excedió su papel de coadyuvante, que por principio tendría que ser neutral, al pronunciarse a favor del grupo parista.

Dicho pronunciamiento —que careció del respaldo de todas las fracciones parlamentarias con representación en la Comisión Tripartita— está en total contradicción con la postura fijada el 12 de marzo pasado, en la que la propia Comisión manifestó su respeto a la autonomía universitaria y solicitó el cumplimiento de los acuerdos firmados el 26 de noviembre de 2012.

La Comisión Tripartita se excede porque ayuda al grupo parista con una mayoría irreal y miente a la ciudadanía al afirmar que el “rector interino” fue nombrado “por unanimidad” por 26 consejeros, cuando solamente tuvo 24 votos, como es de conocimiento público. Además, cabe recordar que para ser electo Rector de la UACM se requiere contar con dos terceras partes de los votos del CU, como se establece en el artículo 49 fracción sexta del Estatuto General Orgánico, y no por mayoría simple (que ni siquiera logró el “rector interino”).

La conformación de la mesa de diálogo de la Comisión Tripartita no fue solicitada por la Rectoría, sino que fue decidida de manera unilateral por los órganos integrantes de dicha Comisión.

El establecimiento de la mesa de diálogo fue aceptada por la Rectoría como una muestra más de voluntad política para la solución de este conflicto.

Además, el Consejo Universitario no sesionó de manera legal ni legítima el 29 de noviembre de 2012, toda vez que no se completó el quórum establecido en los acuerdos, como lo declaró el diputado Eduardo Santillán.

Además, en las subsecuentes sesiones los consejeros paristas no contaron con el quórum mínimo establecido en los acuerdos de la ALDF, esto es, 16 profesores y 10 estudiantes.

A la reunión realizada en el Museo de la Ciudad de México asistieron 12 consejeros que se encontraban en juicios de amparo, contraviniendo dichos acuerdos.

Es pertinente además resaltar que el posicionamiento de la Comisión Tripartita no tiene carácter vinculatorio al interior de la UACM, por lo que su resolutivo carece de implicaciones legales y administrativas.

“Es preocupante que en un gobierno electo democráticamente, y que se dice de izquierda, se avalen actos ilegales, antidemocráticos, violatorios de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y acciones violentas, como las llevadas a cabo por el grupo parista, al cual se le pretende entregar la administración de la UACM, con lo cual el GDF no solamente ha tolerado sino que ahora solapa la violencia como método de imposición de un rector ilegal”, advierte.

A esta postura se sumó la Red Estudiantil en Defensa de la Educación (RED) de la UACM, la cual rechaza la imposición de un rector ilegal y en defensa de Esther Orozco, única Rectora de la UACM.

El final

Sin embargo, más allá de estas posiciones y de ciertos pronunciamientos, la decisión en la UACM fue respalda por el propio jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, quien dejó en claro que el presupuesto para este año será ejercido por el rector reconocido por la Comisión Tripartita.

De parte de las universidades del país, no ha habido declaratoria alguna. Ni a favor ni en contra. A pesar de que la autonomía de una institución pública de educación superior quedó rota. En el alambre.

Y como reconocen los propios legisladores locales ajenos al PRD, la UACM va ahora con un rector a modo, a una etapa en la que se le dan las últimas paladas a la institución que quiso salvar la rectora Orozco.

Carlos Reyes

Reportaje y ensayo

http://www.campusmilenio.com.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=3271:el-gobierno-del-df-da-el-tiro-de-gracia-a-la-autonomia-de-la-uacm&catid=57:reporte&Itemid=233

 

© 2013, admin. All rights reserved.

Share