Crónica. La Línea de Oropel

La Línea Dorada del Metro, que significó un respiro para los usuarios por el acortamiento de los tiempos de traslado, resultó oropel, simple relumbrón. Por mucho tiempo ocultó sus fallas de origen, pese a signos evidentes: paradas largas en ciertas estaciones, paso lento del convoy en la curva ubicada entre Periférico Oriente y Tezonco, como si el precipicio acechara. La desconfianza quedará sembrada

© 2014, admin. All rights reserved.

Share