¡Vivos sé los llevaron, vivos los queremos! ‪#‎VivosLos43‬ ‪#‎EPNBringThemBack‬ ‪#‎RegrésalosEPN‬

¡Vivos sé los llevaron, vivos los queremos! ‪#VivosLos43‬ ‪#EPNBringThemBack‬ ‪#RegrésalosEPN‬

 

II N F O R M A C I Ó N I M P O R T A N T E!!! DE NORMALISTAS

FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES CAMPESINOS SOCIALISTAS DE MÉXICO (FECSM)
A todos los medios de comunicación buenos y malos
A las organizaciones sociales que siempre nos han acompañado
A nuestros hermanos y hermanas Estudiantes
Al Pueblo de México y del mundo.
Somos los mismos de hace 500 años, de hace 69 años, de hace 30 años, de hace 20 años, de hace apenas unos días…
somos los más pequeños, los que viven, luchan y mueren en el último rincón de la patria, los que no claudican, los que no se venden, los que no se rinden… somos la FECSM, somos Ayotzinapa, somos el normalismo en general, somos cientos y miles de organizaciones sociales, somos los estudiantes de todo México…somos México…
Parte I. Quienes olvidan su historia están condenados al olvido
El 2 de octubre de 1968 se llevó a cabo una de las matanzas más sangrientas en la historia de nuestro país ejecutada por el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz. El número de muertos no se sabe con precisión, investigadores afirman que fueron más de 300. El 10 de junio de 1971, el grupo paramilitar llamado “Halcones” reprimió una manifestación de estudiantes en la que murieron y desaparecieron decenas de jóvenes que exigían un México más democrático, la respuesta fue la llamada Masacre del Jueves de Corpus o el Halconazo.
El 28 de junio de 1995, en Aguas Blancas, en el municipio de Coyuca de Benítez en la región de la Costa Grande de Guerrero, 17 integrantes de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS) fueron interceptados y asesinados por elementos de la policía estatal motorizada, haciéndose evidente la complicidad de los gobiernos municipales y estatales. El 22 de diciembre de 1997, en la localidad de Acteal, en el municipio de Chenalhó, ubicado en la región de Los Altos de Chiapas fueron atacados indígenas tzotziles de la organización "Las Abejas". El resultado fue de varios muertos, incluidos niños y mujeres embarazadas.
El 7 de junio de 1998 en El Charco, municipio de Ayutla de Los Libres, los indígenas de las comunidades naasavi se habían reunido para tratar en una asamblea los temas de proyectos relacionados con la producción, la siembra de aguacate y café, el tema de la alfabetización y también el de la autonomía de la zona mixteca cuando fueron acribillados por elementos del Ejército Mexicano. Matando a 11 indígenas desarmados dentro de la escuela de la comunidad.
El 12 de diciembre del 2011 alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa fueron desalojados violentamente por elementos de la Policía Municipal, Estatal y Federal mientras bloqueaba la Autopista del Sol México-Acapulco y la carretera federal, a la altura de Chilpancingo. Su demanda principal era una audiencia con el gobernador Ángel Aguirre Rivero con el propósito de discutir mejoras para la misma institución. La respuesta en esa ocasión fue de dos compañeros asesinados: Gabriel Echeverría de Jesús y Jorge Alexis Herrera Pino.
Estos son solo algunos de los acontecimientos del cual la mayoría de los mexicanos están enterados, sin embargo, son casos de impunidad por excelencia.
Parte II. Sobre Quienes somos.
La Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México aglutina a 17 Escuelas Normales Rurales en estados que van desde Sonora hasta Campeche. Es la organización estudiantil más antigua de México y fue creada el 18 de junio de 1935, desde entonces la FECSM se ha caracterizado desde siempre por su ardua labor de lucha a favor de los más desprotegidos, ya que constantemente se ha pronunciado en contra de las políticas que solo dañan al pueblo.
Pero la labor más noble de nuestra organización es en el terreno pedagógico, en el cual ayudamos a cientos de personas de las pequeñas comunidades de todo el país a salir de su situación de rezago, ya que una vez que nuestros compañeros egresan sirven en muchos de estos lugares lejanos donde no es posible para un niño tener una educación digna y justa (lugares como la sierra Tarahumara en Chihuahua, la montaña alta en Guerrero o los altos en Chiapas entre otros muchos lugares).
Somos cientos de miles de generaciones de Maestros en el Magisterio, somos cientos de jóvenes que están en lucha, hombres y mujeres, originarios de cualquier comunidad, de cualquier estado, de cualquier México.
Somos aquellos que prefieren gritar a callar, somos quienes aprendieron a decir que NO al mal gobierno, somos quienes dicen ¡ya basta! a sus tantos años de corrupción, de asesinato, de miseria, de pobreza, de rezago, de tristezas y olvidos, somos quienes te dicen que no regales tus oídos a quienes solo engañan al pueblo, somos quienes gritaron de rabia al ver la injusticia en Tlatelolco, en Aguas Blancas, en Acteal, en el Charco y Atenco.
Somos quienes siguen buscando a los desaparecidos de la guerra sucia, de Cd. Juárez, de Chiapas y de cualquier otro lugar en “guerra” y somos hoy, sin dudarlo, quienes lloran a nuestros hermanos asesinados de Ayotzinapa, quienes buscan junto con ustedes a nuestros 43 hermanos detenidos-desaparecidos y quienes
siguen gritando ¡Justicia y castigo a los responsables de los muertos de hoy, de mañana y de siempre!
Hermanos y Hermanas:
Somos quienes te dicen que tu lucha es nuestra lucha y que tu victoria será nuestra victoria. Tus lágrimas fueron, son y serán nuestras lágrimas y tu dolor nuestro dolor. Porque eso es lo que somos, no somos delincuentes ni criminales, somos ustedes, los jóvenes, los estudiantes, las amas de casa, los taxistas, los universitarios, los pequeños locatarios, los cibernautas, los vendedores ambulantes, los maestros, los compas, la banda, los que prefieren no quedarse callados, los que no conocen el olvido ni el perdón, los que les piden que nos ayuden a encontrarlos y a encontrarnos, los que les piden que juntos replantemos el México que queremos para nosotros y para nuestras familias, en fin, somos humanos somos ustedes y ustedes son para nosotros la demostración visible de la bondad y humanidad que todavía existe en los pueblos.
Parte III. Donde demostramos que podemos ser diferentes y a la vez ser iguales.
Lamentablemente, el normalismo en México se encuentra en su periodo más crítico. Los sucesos del 26 y 27 de septiembre del 2014 en Iguala, Gro., donde compañeros de la escuela normal rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Gro., (que es una de las 17 escuelas normales rurales pertenecientes a la FECSM) fueron brutalmente asesinados, perseguidos, torturados y desaparecidos por las fuerzas del estado mexicano corrupto y opresor, nos demuestra otra vez de los terribles esfuerzos de los neoliberales por acabar con la educación pública y gratuita y de esa forma acabar con la esperanza y el futuro de la juventud mexicana.
Esto se deriva de un proceso de descredito y estigmatización encabezado por cada gobierno en turno hacia las Normales Rurales. Constantemente nos hemos visto perseguidos por las “fuerzas de seguridad” del estado mexicano y esto ha ocasionado esa ola de violencia en torno al Normalismo en general y del desprestigio actual hacia la carrera de docente.
Afortunadamente, no todos se creen el cuento. Las protestas actuales en todo el país y en el mundo nos enseñan que no estamos solos, que nunca lo hemos estado y que nunca lo estaremos.
Nos enseña que el color de la piel, de los ojos, la lengua de nuestros antepasados o nuestras raíces indígenas no ha sido un impedimento para que podamos unirnos en esta lucha. Nos enseña que es el color del corazón lo que nos convierte en hermanos, que es nuestra sangre joven, roja y viva lo que nos hace humanos y que es lo humano lo que nos hace libres.
Porque los sucesos del 26 y 27 de septiembre en contra del normalismo, no son acciones humanas, son originadas por personas sin corazón ni historia. Por personas condenadas al olvido, por que aquellos que matan jóvenes estudiantes están renunciando a su propio futuro.
Compañeros y compañeras de lucha:
El Estado mexicano tiene el total desprecio y repudio en la lucha social, por el simple hecho de exigir nuestros derechos nos asesinan. Por la omisión, persecución, tortura y desaparición que han sufrido los compañeros de las organizaciones sociales, estudiantiles y otros sectores de la sociedad en general quedan condenados de por vida por el pueblo.
Por el asedio desmedido y brutal en contra del normalismo rural recibirán eternamente la condena nacional y mundial de México y su historia.
En cuanto a nosotros, por nuestra parte, estaremos siempre con el pueblo y sus luchas porque las normales rurales son creadas por ellos y para ellos y porque hasta que no se logren erradicar los problemas sociales de México las normales rurales tendrán razón de ser. Aquel 18 de junio de 1935 esta fue nuestra demanda, hoy 69 años después es nuestra exigencia.
Por lo tanto exigimos:
1. Presentación con vida de nuestros 43 compañeros detenidos-desaparecidos por la Policía Municipal de Iguala, Gro.
2. Castigo a los responsables materiales e intelectuales de la masacre extrajudicial de nuestros compañeros normalistas del 26 y 27 de septiembre.
3. Justicia para nuestros compañeros caídos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Gro.
4. Alto al hostigamiento a las Normales Rurales y del Normalismo en General.
5. Que termine el terrorismo de Estado y la criminalización de la Protesta Social.
¡¡ÚNETE CON NOSOTROS PARA LUCHAR JUNTOS; TODOS SOMOS HERMANOS TENEMOS EL MISMO DOLOR!!
SEPTIEMBRE-OCTUBRE COMBATIVO, FECSM

© 2014, admin. All rights reserved.

Share