Comunicado a la Junta de Enlaces del CHyCS

A la Junta de Enlaces del Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales

A tod@s l@s integrantes de la comunidad universitaria:

 

Por este medio queremos compartirles nuestra preocupación por las dinámicas ilegales de trabajo y de toma de decisiones en el Quinto Consejo Universitario que, de continuar, nos conducirán inevitablemente a una seria crisis institucional.

 

Es preocupante la recurrente violación del Reglamento del Consejo Universitario, vía las alianzas entre grupos de interés, que están actuando como tales, desde los tiempos del conflicto que tuvimos entre el 2012 y 2013: un grupo de profesores identificados con el proyecto más conservador al interior de la UACM y que acusaron al proyecto de la UACM de ser un “fraude educativo”; ex consejeros del Cuarto Consejo que pretenden continuar imponiendo sus intereses sobre las decisiones de esta legislatura, como si de un Maximato se tratara, incidiendo de manera abierta en el voto de algunos consejeros; aliados con grupos estudiantiles que carecen de legitimidad ante la comunidad universitaria

 

Expresiones de las prácticas de esos grupos que pretenden una regresión del proyecto universitario uacemita, se presentan en distintos ámbitos, como:

 

La iniciativa de restituir a la Contraloría sus facultades para sancionar. Sabemos bien que en los tiempos de la exrectora Esther Orozco esas atribuciones fueron utilizadas como medio de control político (perseguir y despedir a consejer@s universitari@s, profesores y trabajadores críticos), cuestión que ahora se pretende reeditar en el marco de la elección de un nuevo Contralor. En nuestra opinión, estas facultades deberían inscribirse en un marco regulatorio que norme el accionar de todos los integrantes de la UACM, lo que será parte del Estatuto del Personal Académico, del Estatuto de los Trabajadores Administrativos, del Reglamento de Estudiantes, de las Normas de Convivencia y la puesta en marcha de la Defensoría de los Derechos Universitarios. Hasta no tener estas normas aprobadas, debiéramos evitar situaciones que posibiliten arbitrariedades o abuso de poder y trabajar unidos para lograr la aprobación de las mismas. Agradecemos a la Junta de Enlaces del Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales, por haber expresado su preocupación ante esta situación.

 

Otra expresión de las prácticas de estos grupos, es la insistencia de la Secretaria Técnica de la Comisión de Mediación y Conciliación (CMyC) y varios de sus integrantes, de anular el Procedimiento de atención a la violencia de género y la Instancia Universitaria. Con ello, no sólo ha boicoteado la atención de los casos pendientes que dejó la comisión anterior, sino también, se rechaza conocer nuevos casos y, así, obligar a l@s afectad@s a presentar sus denuncias ante instancias externas, como el Ministerio Público. Esta situación es un retroceso grave en un tema donde las instituciones de educación superior en México se encuentran en medio de un intenso debate que demanda, precisamente, mecanismos como el que se ha venido instrumentando en nuestra universidad para atender este problema, y que hoy, se ve amenazado.

 

En la Cuarta Sesión Extraordinaria programada para este lunes 12 de junio, se integró al orden del día, un punto de acuerdo para etiquetar 10 millones de pesos para el equipamiento de los laboratorios del Colegio de Ciencia y Tecnología de todos los planteles. Somos partidarios del mejoramiento de las condiciones académicas para nuestr@s estudiantes de todas las carreras y planteles, estamos conscientes de que es necesario hacer todos los esfuerzos institucionales para ello, pero debe hacerse con base en el conocimiento de las necesidades institucionales, una adecuada planeación y proyección de mediano y largo plazo. No obstante, esta propuesta de presentó a consideración del pleno del Consejo Universitario sin planeación, sin discutirse en las comisiones de Asuntos Académicos, de Hacienda y de Planeación y Gestión Institucional; lo que implicó que, después de una discusión muy larga y en un ambiente cargado de descalificaciones, se impusiera la aprobación de 5.5 millones de pesos y se rompiera el quórum antes de que se pudiera aprobar un punto de acuerdo que busca obligar a la Comisión de Hacienda a “garantizar que se completen los 4.5 millones restantes para llegar a los 10 millones propuestos inicialmente. Este punto, apoyado por el secretario técnico de la Comisión de organización, Ernesto López Chávez, fue incluído, como es su práctica recurrente, de manera unipersonal, en el orden del día, violentando el Reglamento del Consejo Universitario

 

Insistimos en la legítima demanda de tod@s nuestr@s estudiantes de contar con laboratorios adecuados y suficientes para el desarrollo de sus actividades académicas, pero insistimos en la necesidad de llevar a discusión del punto a comisiones; ello permitiría emplear de manera adecuada y eficiente los pocos recursos que tiene nuestra universidad ante el recorte presupuestal de este año y proyectar esa acción en el marco de los proyectos académicos de más largo aliento.

 

Por otro lado, se integró al orden del día de la sesión, el punto de acuerdo para aprobar la conformación de los nuevos comités de impugnaciones y de apelaciones. La propuesta de conformación de estos órganos electorales fue realizado por dos integrantes del Consejo Universitario (el consejero estudiante por San Lorenzo Tezonco Israel Jiménez y el representante Huitzil Clemente) sin tener facultades para ello. En la lista de integrantes que se envía, se puede observar que se propone incluir a algunos profesores y estudiantes que pertenecen a grupos de intereses que operan en la UACM y que apoyaron a los candidatos impugnados, por tanto, se convertirían en juez y parte del proceso de revisión, lo que violenta los principios de legalidad, certeza e imparcialidad de los procesos electorales, despojando al proceso de revisión de impugnaciones, de toda credibilidad y principios democráticos.

 

Por todo lo anterior, consideramos que hoy en día, estamos ante una ofensiva que busca violentar el proyecto universitario de la UACM y a la comunidad uacemita que lo defiende, al colocar los intereses de grupo por encima del bien común de la institución; que pretende servirse de la universidad y no servirla; que se imponen sin argumentos, en lugar de consultar y convencer.

 

L@s consejer@s que firmamos, estamos convencidos de que nuestra institución y proyecto educativo, deben de estar por encima de esos intereses de grupo; que se debe buscar la consolidación de la UACM trabajando de manera organizada y planificada desde las comunidades que conformamos esta institución y desde los distintos espacios colegiados que nos hemos dado, uno de ellos, el Consejo Universitario.

 

Estamos convencidos de que la UACM es un proyecto noble que debe crecer y enriquecerse de la crítica, la pluralidad de puntos de vista y el debate abierto de las ideas. Por eso, no podemos dejar de expresarnos ante estas prácticas.

 

Teniendo en cuenta lo expresado, llamamos a toda la comunidad a trabajar juntos en:

  • La discusión universitaria de los proyectos de los Estatutos del Personal Académico y de Trabajadores Administrativos y del Reglamento de Estudiantes, para que esta legislatura, tomando en cuenta el amplio trabajo que le precede, pueda aprobarlos.
  • A la discusión de las Normas de convivencia que nos permitan atender de manera clara, todo tipo de conductas que vulneren los derechos que tenemos tod@s a un ambiente libre de violencia.
  • A la consolidación de los espacios de trabajo colegiado, como ámbitos de discusión de los temas substanciales del hacer académico.
  • A realizar asambleas públicas por plantel para que l@s consejer@s y representantes rindan cuenta del trabajo que realizan en el Consejo Universitario.
  • A integrarse al Consejo Universitario y los Consejos de plantel para fortalecer el autogobierno.

 

Llamamos a tod@s quienes integramos esta comunidad uacemita, a defender el proyecto de la UACM, a continuar informados, a discutir, proponer, analizar y dar seguimiento a los acuerdos del Consejo Universitario, pues esa, es una de las vías para evitar que se presenten prácticas que vulneren la vida universitaria e impidan la consolidación de nuestra universidad como una institución científica, humanística y crítica.

 

¡Autonomía, educación y libertad!

 

 

Abigail Sandoval

Alberto Benítez

Daniel García

Gabriel Medina

Guadalupe Cuevas

Jonathan Saldaña

Pilar Padierna

Renata Aguilar

© 2017, admin. All rights reserved.

Share