5TO. CU Y ELECCIÓN DE RECTOR(A): EL ABUSO Y LA IGNOMINIA

Hoy el Consejo Universitario determinó aprobar sin modificaciones una convocatoria amañada para la renovación de la Rectoría. Los dilemas centrales de esta problemática se refieren a dos cuestiones:

1. La ilegitimidad que pesa sobre el 5to CU derivado de la falta de una tercera parte de sus integrantes. Ilegitimidad que no radica solamente en el hecho de la carencia de esos puestos por sí misma, sino en la decisión calculada de la actual mayoría del CU para impedir a toda costa -durante los 9 meses pasados- la convocatoria a cubrir esas vacantes. Se trata de una acción política deliberada. De esta forma se aseguran, fraudulentamente, una correlación de fuerzas que les permita elegir al próximo Rector.

2. La negativa a aceptar que la consulta a la comunidad ya prevista en la legislación universitaria (para determinar preferencias por l@s candidat@s al puesto de Rector) tenga un carácter vinculante. Opción necesaria considerando el primer punto arriba mencionado. Una propuesta que hoy fue presentada ante el pleno del CU con el aval de más de 1500 integrantes de la comunidad.

Esto es en síntesis la cuestión neurálgica abordada hoy. Se trataba de optar entre un camino de oscuridad y atropello, por un lado, u otro de legitimidad y transparencia. Se optó por lo primero. Un grupo de 19 personas se han apropiado ilegal e ilegítimamente del poder de nombrar al Rector(a).

Las implicaciones de esto son de máxima profundidad. Por ello es inevitable quedarse con un amargo sabor de boca al observar la conducta barbárica de l@s responsables del atropello. Sin argumentos, mintiendo sin pudor, negando lo evidente. Tal parece que felices por cometer el abuso.

Se niegan a aceptar que un Consejo Universitario intencionalmente incompleto implica viciar y pervertir el proceso de mando de la institución, lo que se torna dramático cuando se trata de elegir a la función de Rector(a).

En un país sumido en tantos agravios, vicios y abusos es un golpe duro observar que se comete una tropelía de esta magnitud en una Universidad. Increíble ver a sus autoridades actuales avalar esta operación.

Por eso la importancia de la propuesta hoy presentada para hacer vinculante la consulta. Si ya no hay tiempo, como algunos alegan, para elegir las vacantes del CU antes del 8 de mayo (fecha en la que termina el actual periodo de Rector), entonces tiene mucho sentido reconocer un carácter vinculante a una consulta que además ya está definida en la legislación y en la propia convocatoria hoy aprobada. Es la manera de reencarrilar el proceso y darle legitimidad.

Está en manos de la comunidad tomar cartas en el asunto para impedir que se consume el atropello. Un deber cívico, académico y personal.

Homero Galán

Consejero Académico Universitario

12 de febrero de 2018

© 2018, Consejeros Críticos UACM. All rights reserved.

Share