Pronunciamiento de las profesoras del Diplomado del Estudios Feministas desde América Latina

Pronunciamiento de las profesoras del Diplomado del Estudios Feministas desde América Latina
No nos van a callar, no nos van a amedrentar

A la comunidad de la UACM:
Las docentes que impartimos el Diplomado en Estudios Feministas desde América Latina en la UACM-SLT hemos trabajado, desde hace varios años, desde diferentes espacios, dentro y fuera de la Universidad, en la erradicación de las violencias. Entendemos esta labor como indispensable por medio de la reflexión en aula, pero también como un acto político en congruencia con los feminismos.
Esta labor nos ha enfrentado a grandes retos, frustraciones, interpelaciones, aunque también hay que decirlo, a alegrías y satisfacciones. Sin embargo, en las últimas semanas hemos sido presas de señalamientos, descalificaciones y violencias como producto de nuestra lucha. A continuación detallamos los hechos:
1. El pasado 4 de octubre, Juan Carlos Santiago Jiménez, estudiante del Colegio de Ciencia y Tecnología se presentó ante la Décima Sesión Extraordinaria del Consejo Universitario para hacernos responsables a Yolanda Pineda y Samanta Zaragoza, entre otrxs profesorxs (una de ellas, actualmente estudiante del Diplomado en Estudios Feministas desde AL) y estudiantes de la UACM, “del mal que me han ocasionado y puedan ocasionarme en el futuro a mi persona, familia, bienes, honor, prestigio o derecho, ….” aludiendo a que “me amenazan de muerte, discriminan, hostigan, persiguen, acosan, odian y ejercen violencia y agresiones psicológicas y físicas, ….” Denuncia falaz e irrisoria, toda vez que omitió señalar que su enojo radica en que abierta y públicamente lo hemos señalado como un sujeto violento a raíz de que el pasado 22 de mayo de 2018, mientras se imponía a un Rector en la UACM, agredió física y verbalmente a dos estudiantes (una integrante del CU) y una docente (también integrante del CU). La estudiante consejera sufrió daños físicos que requirieron de la intervención médica debido a lesiones cervicales. En ese momento el tipo se ostentaba como docente de la asignatura de Nutrigenoma, bioestadística y biología celular.
El 30 de junio de 2018, la Oficina del Abogado General (OAG) hace llegar a las afectadas la determinación del caso que viola su derecho a vivir una vida libre de violencia en su Universidad. Santiago Jiménez sigue violentando a las Consejeras (estudiante y docente), pues se pasea libremente por las oficinas administrativas de la UACM, amparado en la impunidad total, toda vez que es parte del equipo de trabajo del Rector impuesto, aunque todavía no ha sido contratado formalmente.
Ante la indiferencia institucional, las víctimas, recurrieron a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).
2. El pasado 11 de octubre, a través de sus redes sociales, Mariana Berlanga criticó que el rector ilegal e ilegítimo de la UACM, Galdino Morán, diera lugar en un acto público (ceremonia de graduación de estudiantes de la licenciatura en Derecho de la UACM-Cuautepec) a Enrique González Ruiz, quien fue removido de su cargo precisamente por tener varias denuncias de acoso y hace un llamado a no quedarnos calladas ente su posible reinstalación.
En junio de 2013, el profesor González Ruiz, en ese momento Coordinador del Posgrado de Derechos Humanos, fue denunciado por 2 profesoras (después se sumaron otras 2 denuncias: una de ellas, de una estudiante) por hostigamiento sexual y laboral. La OAG implementó un mecanismo para realizar las investigaciones y resoluciones necesarias para atender el caso, y no recurrir en omisión, atendiendo la legislación nacional e internacional en materia de violencia de género y creó una Instancia universitaria que requirió la asesoría de expertas externas. El 30 de abril de 2014, la OAG determina la responsabilidad del docente señalado y se le rescinde el contrato laboral. Actualmente, el caso se encuentra en la Junta de Conciliación y Arbitraje en espera de la resolución final.
Como respuesta a dicho mensaje, los días posteriores, la Dra. Adriana Terán, profesora de la UACM y pareja sentimental del profesor señalado, quien además hoy es Secretaria de Asuntos Académicos del Sindicato Único de Trabajadores de la UACM, escribe en redes sociales que Berlanga está “llamando al linchamiento” en contra del docente y es “partícipe de la conspiración en su contra”. Además, la “hace responsable de cualquier cosa que le llegara a pasar a mí, a mis hijos o a Enrique González Ruiz”. Terán, utiliza y descontextualiza la información personal de la profesora Berlanga, estrategia que históricamente ha empleado para denostar y agredir a toda persona que señale la gravedad de los actos cometidos por su pareja sentimental. El conflicto de intereses es mayúsculo toda vez que Terán es parte de una secretaría que en teoría tendría que velar por los intereses del sector académico y no en defensa de un docente que tiene abierto un proceso.
No conforme con lo expresado en redes sociales, la profesora Terán denunció a la profesora Berlanga ante el Consejo Universitario por promover la violencia y amenazar a Enrique González Ruiz, a su familia y a quienes asistirán al evento mencionado. Que el profesor haya sido despedido de la universidad por acoso sexual no le parece un dato importante e insiste en su papel de víctima.
En ambas situaciones, se trata del mismo modus operandi que se emplea para deslegitimar a las víctimas de violencia y a la lucha que se emprende en busca de justicia. Estrategia amparada en la falsa premisa de que la UACM carece de un marco normativo interno que atienda conflictos derivados de las violencias y que, sin embargo, pasa por alto el marco constitucional e internacional asumido por nuestro país.
Señalar que Juan Carlos Santiago Jiménez es violento porque agredió física y verbalmente a tres mujeres no es violencia, es llamarle a las cosas por su nombre.
Señalar, en el caso González Ruiz, que la administración actual está pasando por alto las medidas que la institución tomó en el pasado frente a este problema, no es violencia. Es alertar del mensaje que se está enviando a las mujeres que han denunciado violencia o que en determinado momento decidan denunciar. Es decir, lo importante aquí es la repercusión que tienen estas acciones en términos de reproducir la misma impunidad que se vive en el país en relación a la violencia de género.
Ambos casos dan cuenta de cómo se ha instalado en la UACM una política de omisión e impunidad ante las violencias de género, toda vez que el rector saliente, Hugo Aboites, el rector ilegal e ilegítimo actual, Galdino Moran, y la OAG a cargo Domínguez Marrufo, han apoyado históricamente a los perpetradores de las violencias ignorando a las denunciantes. Es decir, en la UACM se protege a acosadores, hostigadores y no a las víctimas.
Por eso exigimos:
Una política institucional contra las violencias, el acoso y hostigamiento en la UACM real que busque la justicia y responda a principios éticos y no la simulación que se presentó el pasado 8 de marzo de 2018.
¡Fuera hostigadorxs y acosadorxs de la UACM!
¡Basta de simulaciones en la atención a las violencias!

Yolanda Pineda López
Mariana Berlanga Gayón
Samanta Zaragoza Luna

© 2018, admin. All rights reserved.

Share