Ahí está el Shocker

Anécdotas piteras…

Vas a ver crepúsculo. Mejor dicho, te llevan. Las cervezas previas no hacen efecto.
En medio de la oscuridad de la sala, ya que no deseas ver la pantalla, volteas.
A varios asientos de distancia, está el Shocker con una mujer.
Te ríes, no te ríes. Susurras de manera algo audible "Ahí está el Shocker".
El público varonil se ríe del susurro justo cuando Edward Cullen está diciendo alguna cosa perfectamente olvidable.
El Shocker se levanta y no espera los créditos finales.

True story…

 

 

 

 

Publicación hecha sin la autorización del autor y sin que tenga conocimiento de esto, tomada de su muro de FB. si alguien lo conoce no le digan para evitar problemas de copyright, copyleft, copycenter, et al.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *