Te hago una cuna con mis huesos

Te hago una cuna con mis huesos.





Las sábanas escarlatas





que te cubren para arroparte





las tejí cada vez





que te miraba en sus ojos.











Hilo a hilo 





desgranado en mis venas





tiene el hambre de ser





el calor que te cubra

que te vea

que te proteja 

si hay frío

tan inconstante

y siniestro.

Pasa de mí,

teje con candores 

de azúcar y sombra

los bordones de amor y cielo.

No soy ya

y estoy completo:

un pedazo de nube

lo que nos mira y cubre; 

es lo que darte puedo.

Una cuna de huesos,

una manta de carne,

un ropón de sueño

es lo que tengo

para arrullarte.

 

 

 

Publicación hecha sin la autorización del autor y sin que tenga conocimiento de esto, tomada de su muro de FB. si alguien lo conoce no le digan para evitar problemas de copyright, copyleft, copycenter, et al.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *