Me sentía rara…

Me sentía rara, no podía sentir el aire chocar contra mi cuerpo. Mi respiración estaba ausente, solo transitaba por un extenso asfalto. El clima era un tanto extraño, no percibia el clima, solo veia como los rayos ultravioletas caian sobre cada una de las superficies cercanas a su luz.



Una vestido blanco me cubria la figura, mi cabello totalmente suelto; despeinado totalmente. Mi rostro… Pude verlo en el espejo de un coche, mis facies blancas, tan palidas como el retrato de un muerto. Mis ojos aún en su orbita, mis labios partidos y resecos por el tiempo.

Recorrí el sitio cercano, nadie me vio en tales condiciones, intenté sentir la fragancia y la textura de una rosa, pero fue inútil, esta se marchitó al percibirme. 

Intenté hablarle a un niño en el parque, pero no me salió la voz, intenté todo, pero solo un vacio minaba mi ser, mi alma ya no estaba en mí, tan solo me convertí en un ente… 

Es un mundo diferente, después de la muerte…

Lorena Cecy Meza.
23-08-14
00:08 am.

 

Publicación hecha sin la autorización del autor y sin que tenga conocimiento de esto, tomada de su muro de FB. si alguien lo conoce no le digan para evitar problemas de copyright, copyleft, copycenter, et al.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *