A la comunidad uacemita toda

A la comunidad uacemita todainlcuyendo a los que hacen posible su vida académica.
 
 
 
El viernes 7 de septiembre, a las 11:00 am, aproximadamente. Yo, Jacobo Venegas, y un grupo representativo del pueblo de Cuauhtepec, nos presentamos a las afueras del Campus, Cuauhtepec, UACM, con el fin, y no otro, de dar nuestra postura respecto al conflicto que tiene cerrada a la UACM, pues como pueblo, nos sentimos responsables de todo lo que suceda en él, más aun, con lo que sucede en la UACM; aquí se luchó incansablemente para que el terreno en el que se ubica dicho plantel, fuera donado y sirviera para educarnos, formarnos y nacer a la ciencia, realmente a los cuauhtepenses nos preocupa que la solución al conflicto que se vive se reduzca a una "lucha" que se manifiesta en la paralización de la vida académica, artística e investigativa. Cabe decir que para nosotros, los pueblerinos cuauhtepenses, existen desde luego, otras alternativas de estatura universitaria.  
 
Principlamente escribo esto, por el encargo de los compañeros, taxistas, comerciantes, vecinos, amas de casa y ninis, que estuvieron conmigo la fecha antes mencionada, porque hemos sido difamados y descalificados injustamente por los que tienen tomado el plantel, por los profesores y administrativos que alimentan el cierre de planteles y por los mediocres reporteros del diario la Jornadaquienes reciben línea editorial, faltando a toda intención periodística– Angel Bolaños y Bertha Ramirez (cabe decir que asistí al periódico la Jornada, el domingo 9 de septiembrede 2012, a replicar y explicar la realidad ante el mismo Angel Bolaños, pero es evidente, la Jornada y sus reporteros tiene objetivos claros y lejanos a los de la UACM). 
 
NO FUIMOS A AMEDRENTAR A NADIE. NO FUIMOS A QUERER ENTRAR AL PLANTEL. NO FUIMOS A QUERER SACAR A NADIE.  NO FUIMOS A FALTARLE EL RESPETO A NADIE. TODAVÍA MÁS; NO FUIMOS QUERER SOLUCIONAR EL CONFLICTO. FUIMOS A LEER NUSTRA POSTURA, NUESTRO SENTIR, Y, DE SER POSIBLE A CONTRIBUIR A LA NORMALIZACIÓN DE LA INSTITUCIONALIDAD. CON UN DISCURsO MUCHO MÁS ELEVADO QUE EL DE LOS QUE TIENEN TOMADO EL PLANTEL. ES DECIR, CON UN DISCURSO VERDADERAMENTE UNIVERSITARIOPOR ÚLTIMO, NO HUBO VALLA HUMANA DE PROFESORES QUE IMPIDIERA NADA. TODO LO QUE HAN DICHO Y PUBLICADO QUE DIGA LO CONTRARIO A ESTO ES UNA MENTIRA, UN CALUMNIA
 
¿Será que vernos sucios, un poco ignorantes, faltos de formación y con empleos informales nos da un parentezco con delincuentes? Es atroz que nadie se haya atrevido a publicar y decir la verdad de los mismos que cierran los planteles y exigen respeto, democracia y no a la manipulación, de que el pueblo de Cuauhtepec mostró un alto grado de civilidad y compromiso.
 
No se podrá entender claramente lo que sucedió el viernes 7 de septiembre por la mañana, si no recordamos estos hechos:
 
Lunes 3 de septiembre. La comunidad del plantel Cuauhtepec vota en asambleas -matutina y vespertina- no al cierre del mismo.
 
Pero el plantel es cerrado a la fuerza.
 
Martes 4 de septiembre. Por la mañana un grupo de estudiantes que sí quiere clases, abren el plantel y, también a la fuerza, entran y toman clasesPor la noche, nuevamente es tomado el plantel a la fuerza.
 
Miércoles 5 de septiembre. Nuevamente el plantel es abierto a la fuerza por quienes quieren tomar clases. Por la noche, se instala una mesa de diálogo para el cierre o no del plantel, pero los que lo ha ntomado a la fuerza, se sientan a la mesa de diálogo al amparo de goyas, huelums y petardos a las afueras del plantel por porros de la UNAM y del POLI, aproximadamente, ésto, a las 8:30 de la noche. Al término de la mesa de diálogoNuevamente es tomado a la fuerza el plantel
 
Jueves 6 de septiembre. Nuevamente el plantel es abierto a la fuerza. Personalmete me preocupa la intromisión de grupos autodenominados violentos y seudouniversitarios que no son de la UACM. Como habitante del pueblo de Cuauhtepec, platico y reflexiono con amigos, vecinos y conocidos sobre la problemática de la UACM; me encuentro con que tienen también puntos de vista que pueden llevar a una solución y que ya lo han discutido diversas organizaciones y grupos sociales. Entonces decidimos manifestar nuestro punto de vista a las afueras de plantel. Sin ninguna otra intención. 
 
Así fue como llegamos al acto cívico y pacífico del día viernes. Hubo cámaras de video, de fotografía, grabadoras, vecinos y hasta la Seguridad Pública (tres patrullas) como testigos. Es indignante para el pueblo de Cuauhtepec que nos califiquen de porros y nos acusen de algo que NO existió, que NO hicimos
 
Derivado de este hecho, también nos acusan de que el domingo en la madrugada, "nosotros", un grupo de taxistas, encabezados por mí, merodeó y amedrentó a las afueras del plantel a quienes lo tiene tomado. Esto es el colmo. Quienes vivmos en Cuauhtepec, al menos, cerca del Plantel, sabemos que cada fin de semana se llevan a cabo arrancones o carreras de autos, en ese lugar. Absolutamente nada tenemos que ver en esto los que manifestamos nuestra postura el viernes 7 de septiembre. NO practicamos arrancones ni participamos en carreras de autos, ni merodeamos las calles en las madrugadas. 
 
A los que insisten en acusar al pueblo de Cuauhtepec, les llamo farsantes y deshonestos. Que concienten mentiras, calumnias y la tergiversación de la realidad. Que no se atreven a ser autocríticos y por el contrario incitan a que los compañeros estudiantes caigan en acctitudes inexplicables. Que exigen democracia, respeto y no manipulación, cuando ellos son los que han hecho acciones y recurrido a dinámicas deleznables, violentas, intransigentes y llenas de odio a la comunidad y la universidad misma. 
 
En cuanto a la Coordinación ejecutiva del supuesto SUTUACM, particularmente, a la profesora María Auxilio Heredia, le pregunto: ¿A caso no se acuerda que ella personalmente me pidió que yo, junto con esos  "taxistas y comerciantes de mal aspecto", le ayudaramos a reclamarle no sé qué a la Rectora? Estoy seguro de que diera lo que fuera por que el pueblo de Cuauhtepec estuviera de su lado. Pero eso, no va a suceder. El pueblo de Cuauhtepec quiere clases, quiere institución, quiere Universidad, quiere ciencia, arte, creación e investigación para los habitantes de aquí. 
 
 
 
 
Atentamente. 
Jacobo Venegas
Share