Discurso de la Coordinadora del Plantel San Lorenzo Tezonco

La lucha por la no violencia contra las mujeres es la lucha por el respeto a los derechos humanos, aunque estén descritos en género masculino. Quienes hemos participado en ella, hemos sentido el peso de las reacciones de compañeros y compañeras que nos acusan de ser persecutorias, nazis y hasta acosadoras. La presión social y de la comunidad no ha logrado que nuestro objetivo por construir relaciones justas e igualitarias se siga defendiendo en todos los espacios en los que convivimos y, fundamentalmente, en el que aprendemos: nuestra universidad. No importa de quién se trate, debe señalarse y denunciarse a todo aquél/aquella que violente nuestras vidas y proteger y defender a todo hombre y/o mujer de sus acosadores, hostigadoras. Usamos las reflexiones que se desprenden de estos dolorosos procesos, en los que nos reconocemos todos y todas, para alejarnos de las estructuras culturales que nos encaminan a resignarnos y procesar nuestras inconformidades y dolores como “naturales”. ¿Alguien nos puede acusar de defender a nuestras/os estudiantes, trabajadoras/es, profesores/as y/o autoridades de tales relaciones violentas? ¿Alguien nos puede exigir que dejemos de hacerlo? ¿es que abrir brecha para la justicia y el reaprendizaje de nuestros derechos a no ser violentados/as es una vergüenza?Por el contrario… Nuestro trabajo y esfuerzo debería enorgullecernos aunque implique responsabilizarnos todos y en conjunto de las serias decisiones a las que nuestra congruencia de lucha nos lleva. Somos, orgullosamente, la única universidad en el DF., México y América Latina que cuenta con un protocolo de atención a dichos casos, así como con una Instancia Universitaria diseñada para darles seguimiento, proceso y dictaminación final y eso, eso también nos hace diferentes. El caso que hoy nos ocupa y nos confronta, por cierto uno sólo entre muchos otros que han llegado a mejor fin, debería llamarnos a cerrar filas en pos de la libertad a la que tenemos derecho todos y todas de vivir sin violencia sexual y de género. Y debiéramos congratularnos de convivir en una comunidad universitaria que nos escucha, confía en nosotros, nos protege y tiende caminos, sin temor ni presiones políticas, hacia la construcción de una nueva justicia, de la justicia plena, de la libertad para señalar como queremos relacionarnos, cómo queremos vivir juntos… Y todo esto, gracias a Ud. Dr. Dussel y su apoyo a esta lucha nuestra. Conmino a todos y todas a que alcemos la voz, sin temores, sin cobardía, para defender lo que no es un caso particular, sino un movimiento social, a enorgullecernos no de lo que ha hecho una persona o lo que ha decidido una administración, sino de lo que constituye un ideal por el que hemos luchado juntos/as y a reconocer que todavía nos falta mucho por hacer. Declaramos que seguiremos en esta lucha, pésele a quien le pese. Los ideales y las responsabilidades del trabajo por el bien común y la justicia no se negocian. La UACM a la vanguardia!!!!… como siempre.
Ma Elena Torres
Coordinadora del Plantel San Lorenzo Tezonco

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *